Opciones para pasar un fin de semana largo con poco dinero

Se aproxima el primer fin de semana largo del año y con ello las ganas de salir de la rutina, sin embargo, la cuesta de enero aún pesa y no por ello hay quedarse en casa sin disfrutar de lugares qué visitar a bajo costo o gratis.

Desde este sábado y hasta el próximo lunes 2 de febrero, miles de personas buscarán en qué invertir su tiempo, y ya sea con amigos o con la familia, la Feria del Tamal en esta capital puede ser una excelente opción para darle gusto al paladar.

En el Museo Nacional de Culturas Populares se lleva a cabo desde el pasado 25 de enero y hasta el 3 de febrero, la edición 23 de la concurrida feria, donde participan expositores de Chiapas, Distrito Federal, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca y Tlaxcala, así como de países como Bolivia, Chile, Colombia, Honduras, Nicaragua y Panamá.

En la feria se pueden probar tamales hechos con chipilín, hierba santa, elote, chile morita, frijol, mole negro, rojo, amarillo o mole poblano, así como de cochinita pibil, piña, verdolagas, rajas con queso, mariscos y otros más exóticos como los preparados con queso crema y frutos rojos, entre otros.

En ese mismo tono de buscar algo más para comer, desde hace 44 años la explanada Quirino Mendoza y Cortés, de Santiago Tulyehualco, se realiza la Feria del Amaranto y el Olivo, y en esta ocasión dará inicio este 31 de enero y culminará el 15 de febrero.

Este evento reunirá a 62 productores que, desde las 10:00 y hasta las 22:00 horas, ofrecerán dulces de alegría, pepita, amaranto y nuez, además de tamales, atole, pinole, platillos y antojitos elaborados con aceitunas o amaranto.

Es recomendable darse una vuelta por los diferentes stands y restaurantes de la zona, ya que se pueden degustar chiles rellenos de amaranto y bisteces empanizados con esa semilla, mientras que grupos musicales amenizan el momento.

Ahora que si de religión y fiesta se trata, Xochimilco ya se alista para que este próximo 2 de febrero los habitantes de los 27 barrios se reúnan al mediodía en el atrio de la iglesia de Fray Bernardino de Siena para presenciar el rito en el que se hace cambio de Mayordomía y se entrega la custodia del "Niñopa" a los nuevos protectores.

Al terminar la celebración, las personas se congregan afuera de la iglesia para acompañar con música de mariachi y danza de chinelos al niño venerado, hasta la casa que lo albergará durante un año.

Ir a escuchar ópera es otra opción para este sábado, pues en el Auditorio Nacional se transmitirán vía satélite "Los cuentos de Hoffmann", de Jacques Offenbach, y por boletos que van de 50 a 400 pesos, no se necesitará ir hasta el Metropolitan Opera de Nueva York para apreciar excelentes interpretaciones.

Pero si el recinto de Reforma queda lejos para algunos, no hay de qué preocuparse, pues también será transmitido en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, en la UNAM, a las 12:00 horas, y en algunas salas de cine privado, por lo que se recomienda consultar la cartelera.

Sin embargo, si hay ganas de algo más arriesgado, qué mejor que practicar deporte extremo y escalar las diferentes paredes que existen en el Distrito Federal.

Al norte de la ciudad, para ser más precisos en la calle de Técnicos Mexicanos número 8, en la colonia Santa María Ticomán, se ubica el Escalódromo "Carlos Carsolio", con paredes de más de 10 metros de altura para practicar la escalada con arnés y cuerda.

Por el equipo ni preocuparse, ahí lo rentan todo y está abierto los martes de 14:00 a 23:00 horas; miércoles, jueves y viernes de 14:00 a 22:00 horas; sábados de 9:00 a 19:00 horas, y domingos de 9:00 a 17:00 horas. La entrada cuesta 90 pesos por persona.

Si ya se tiene práctica en el deporte y también se gusta de los espacios abiertos entre naturaleza y con la posibilidad de hacer un día de campo en plena ciudad, el Parque y Corredor Ecoturístico "Los Dinamos" es la mejor opción.

El parque se localiza en el área natural protegida de los bosques de la cañada, en la delegación Magdalena Contreras, con una extensión de más de dos mil 429 hectáreas, y sobre la cual hay cañadas que conforman una red fluvial de arroyos intermitentes.

En este lugar existe el único río vivo de la ciudad de México, el cual recorre la cañada principal por más de 12 kilómetros.

Ahí se llevan a cabo actividades de bicicleta de montaña, caminatas, rappel, escalada y campamentos, y existen numerosas palapas de venta de comida, una escuela de educación ambiental, así como granjas de trucha arcoiris y albina.

Por otra parte, cabe destacar que los domingos la mayoría de los 169 museos que existen en la ciudad de México son de entrada libre, en los que se presentan variadas exposiciones, por lo que se aconseja consultar la cartelera.