Debe México concretar política industrial integral: CISC

La industria es fundamental en el desarrollo económico, pero México ha carecido de una política enfocada a articular cadenas productivas, por ello debe avanzar en concretar una política industrial integral, estimó Consultores Internacional S.C. (CISC).

En un análisis, reconoció que la nueva administración ha puesto interés en la política industrial, pero "es lamentable que cada sexenio se haga lo mismo", ya que ésta debe ser una política de desarrollo, por lo tanto de Estado y de largo plazo.

"El horizonte de acción es amplio, y los objetivos claros: crecimiento sostenido, generador de empleo y bienestar", resaltó la empresa en un análisis titulado Política Industrial y Desarrollo.

Afirmó que la ausencia de una política industrial en México benefició la importación de insumos y bienes finales, a través de una política de desregulación y desprotección arancelaria indiscriminada, y el uso del tipo de cambio como ancla antiinflacionaria y no como válvula reguladora de los desequilibrios externos.

Comentó que recientemente la nueva administración federal ha replanteado la instrumentación de una política industrial. "Es una buena intención, por supuesto, sin embargo, a nuestro juicio, la estrategia expuesta carece de integralidad", añadió.

La consultora precisó que no se trata, nuevamente, de privilegiar sectores, mucho menos los ya maduros como el automotriz, ni seguir con la idea de atraer inversiones extranjeras en forma de maquiladoras, así sean de alta tecnología, sino de avanzar en las etapas de escalamiento hacia una política horizontal y de largo plazo.

De acuerdo con CISC, la política industrial debe ser horizontal, flexible, dinámica y de largo plazo.

Horizontal, explicó, para abarcar a todos los sectores, desde la alta tecnología, hasta la agroindustria e incluso el turismo que es también un sector productivo, y flexible para adaptar sus instrumentos a las tendencias y las necesidades específicas de cada sector y región; dinámica y sostenible en el tiempo.

"La oportunidad de avanzar en el desarrollo económico está todavía presente. La estrategia debe ser bidireccional, crecer hacia adentro sin desatender el comercio exterior", subrayó la firma.

Estimó que esto se logra con un mayor encadenamiento de procesos productivos que agreguen valor a nuestras exportaciones, mediante la innovación, y fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

Ni con medidas artificiales como las compras gubernamentales, sino a través del crédito, la inversión interna basada en la articulación con las grandes empresas, la eficiencia regulatoria y los incentivos fiscales apropiados, expuso.