Oficina presupuestal pide cambios de fondo para bajar deuda de EUA

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) estadunidense recomendó hoy cambios "significativos" en las políticas tributarias y el gasto del país, a fin de reducir la deuda nacional.

En audiencia, el Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, abordó el reporte presentado la víspera en la CBO, según el cual para finales de este año, la deuda nacional será del 74 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), su mayor nivel desde 1950.

Doug Elmendorf, director de la CBO, afirmó en su comparecencia que dicha tendencia se puede suprimir con el aumento de ingreso derivado de una alza de impuestos.

El presidente Barack Obama pidió al Congreso en su mensaje presidencial este mes autorizar una alza de impuestos a los estadunidenses de mayor ingreso y a las instituciones financieras a fin de ofrecer una alivio a contribuyentes de la clase media.

Tom Price, presidente del comité, desestimó que el incremento de impuestos sea la solución y dijo que el problema está en el gasto público.

"Eso es en momentos en que el monto del ingreso que llegará al gobierno será por encima del promedio histórico, en otras palabras, no es un problema de ingresos públicos", remarcó el republicano.

Price se refirió al vencimiento en 2013 de los recortes tributarios aprobados por el expresidente George W. Bush.

Obama firmó una legislación que mantuvo la reducción de impuestos para algunos sectores, pero no anuló el aumento del 35 al 39.6 por ciento para los estadunidenses de mayor ingreso.

La política fiscal apoyada por tradición entre los legisladores republicanos que ahora controlan ambas cámaras en el Congreso, incluye el recorte de impuestos y fuertes reducciones en el gasto gubernamental.

En su informe, la CBO proyectó asimismo que el déficit presupuestal de Estados Unidos bajará a 468 mil millones de dólares en 2015, unos 15 mil millones menos con respecto al año anterior, equivalente al 2.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Sin embargo pronosticó que después del 2018, la brecha entre el gasto e ingreso aumentará, impulsando el incremento en la deuda del país.

Por su parte, Chris Holland, el demócrata de mayor rango en el comité, destacó que la recuperación de la economía estadunidense tras la crisis del 2008, obedeció a que la administración Obama no siguió la política republicana de recortes tributarios.

"La realidad es que hasta ahora, desde el 2010, se han creado más empleos en Estados Unidos que en Europa, Japón y todas las economías avanzadas en conjunto, es bueno que no hayamos seguido un curso diferente", remarcó.

El republicano Martin Stutzman reiteró sus dudas de que un aumento en el gasto y mayores impuestos sean la respuesta apropiada para cambiar la tendencia al alza de la deuda externa de Estados Unidos e impulsar la economía.

Remarcó que los estadunidense culpan al gobierno por el estancamiento en los salarios.

"Continuamos viendo que Washington toma más y más, sea en impuestos a la gasolina, el Seguro Social o el nuevo plan del presidente Obama para ofrecer dos años de estudios universitarios gratuitos", agregó.