Urgen a eliminar violencia contra mujeres para abatir pobreza

Para lograr el desarrollo y reducir la pobreza, es fundamental eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas en el mundo, sostuvo el Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF).

En un comunicado, destacó que con el objetivo de crear conciencia y aumentar la voluntad política y los recursos para enfrentar la violencia contra mujeres y niñas en el mundo, conmemoró este 26 de enero con el evento denominado "Día Naranja: Violencia Política contra las Mujeres".

Además, se suma al llamado del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a todos los hombres, jóvenes, gobiernos, sociedad civil, organizaciones de mujeres, sector privado y medios de comunicación, a unir fuerzas para poner fin a ese flagelo.

Con el lema "Únete contra la violencia política a las mujeres", contó también con la participación de los tribunales Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); Superior de Justicia y de lo Contencioso Administrativo capitalinos.

Asimismo, del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) y la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

En la conmemoración, la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero, impartió la conferencia magistral sobre el "Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género: Haciendo realidad el derecho a la igualdad".

En su exposición, la ministra que se refirió al contexto en que se emitió el Protocolo para juzgar con perspectiva de género y sus implicaciones e impacto en la impartición de justicia, en el Estado Mexicano.

Este acto representó una oportunidad para dialogar sobre los retos que se enfrentan y los avances en el Distrito Federal y en el país para garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos de las mujeres.

En el desarrollo de las mesas de trabajo se contó con la participación de senadoras, diputadas federales, magistradas, jueces y secretarías de los asuntos de la mujer de los distintos partidos políticos que existen en el Distrito Federal.

Con las exposiciones de los participantes se enriqueció la estrategia para enfrentar el reto de alcanzar la plena participación política de las mujeres en la ciudad, señaló el TEDF.

El magistrado presidente del TEDF, Armando Hernández, enfatizó que las mexicanas deben tener las mismas oportunidades que los hombres y el reto es asegurar igualdad de condiciones en la contienda electoral. De acuerdo con la reforma aprobada, el Estado sancionará a quien impida que una mujer asuma o ejerza un cargo público.

Mario Velázquez Miranda, consejero presidente del IEDF, enfatizó que en cumplimiento con el mandato legal, el organismo hará lo que le compete para que la paridad de género en el registro de candidaturas sea la regla a seguir.

"No se puede en este país soslayar los esfuerzos que se han llevado a cabo para alcanzar el objetivo fundamental de igualdad", advirtió.

Los presidentes del IEDF y TEDF coincidieron en que a pesar de la paridad numérica no se transformaron todos los estereotipos, normas y comportamientos que excluyen a las mujeres de la política, por lo que aun sufren las más antiguas formas de discriminación.

Demasiadas veces las políticas son juzgadas no por la calidad de sus propuestas y argumentos, sino por su forma de vestirse o peinarse, por su manera de caminar o simplemente por ser mujer.

Ello, advirtieron, es discriminación, sexista y falta de respeto, por lo que "es nuestro deber cambiar esa forma de pensar. Tenemos que asegurarnos de que haya suficiente apoyo en las leyes", apuntó el presidente del TEDF.

En su oportunidad, la magistrada Yasmín Esequiel Mossa, presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal, refrendó el compromiso para que los órganos jurisdiccionales estén obligados a garantizar los espacios laborales, libres de violencia.

Asimismo, adoptar mecanismos y políticas institucionales de prevención y sanción de conductas como el acoso y el hostigamiento laboral y sexual, entre otras.

"Nunca más una persona acosada por seres insensibles carentes de ética que abusan del poder de la jerarquía laboral para lograr favores inapropiados. Nunca más a la complicidad que encubre funestas prácticas y dejan impunes acciones deleznables de acoso y violencia psicológica y física hacia las mujeres", demandó