Junta de Conciliación valida huelga en Universidad Autónoma de Yucátán

Autoridades de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) anunciaron que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje validó la huelga que sostienen trabajadores administrativos y manuales de la casa de estudios.

El abogado general de la Universidad, Renán Ermilo Solís Sánchez, informó que la autoridad estatal del trabajo dio como válida la huelga, por lo que deberán pasar al menos tres meses para intentar de nuevo invalidarla por la vía legal.

En rueda de prensa, mencionó que ante ello, se analiza la posibilidad de establecer sedes alternas para que unos 23 mil alumnos retornen a clases, incluso ofrecer clases en línea, aunque añadió que de no ser viables estas propuestas, podría perderse el ciclo escolar.

El pasado 16 de enero, más de 700 trabajadores afiliados a la Asociación Única de Trabajadores Administrativos y Manuales de la Universidad (Autamuady) iniciaron la huelga, ante la negativa a aceptar un incremento salarial de 3.4 por ciento, ya que, dijeron era menor incluso al 3.5 del año anterior.

Un día después, autoridades de la UADY establecieron que esta huelga era ilegal porque no todos los trabajadores estaban de acuerdo, empero un total de 708 de los 760 trabajadores agrupados en esta instancia sindical, validaron la huelga.

Solís Sánchez dijo que solicitaron a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) realice una mesa de diálogo entre los integrantes de esta agrupación, sindicatos y el gobierno federal, para evitar que una situación similar afecte a otra casa de estudios del país.

"Anoche se nos notificó que por mayoría se confirmó la existencia de la huelga", al tiempo que recordó que cuentan con 15 días para solicitar un amparo contra la decisión de la Junta de Conciliación.

Mencionó que harán una ponderación de derecho ante un juzgado de distrito, con el fin de que sea éste que decida la preponderancia del derecho de huelga o el de la educación.

Comentó que el rector José de Jesús Williams, quien apenas el 1 de enero asumió al cargo, "gestiona ante las secretarías de Educación Pública y de Hacienda y Crédito Público, la autorización de una partida extra para solventar la demanda de los trabajadores administrativos".

Resaltó que de lograrse, "sentaría un precedente a nivel nacional, ya que el aumento autorizado es para todas las universidades públicas del país".

La resolución de la huelga, sin importar cuál sea el resultado de los juzgados de distrito, cualquiera de las dos partes aún tiene otra instancia para inconformarse, como son los tribunales colegiados, por lo que la solución tardaría de tres a seis meses.

"El rector gestiona ante la federación mayores recursos, ya que el presupuesto viene etiquetado y en él se incluye un aumento salarial máximo del 3.4 por ciento para todas las universidades del país, tal como lo establece el dictamen emitido por la SEP".

No se pueden tomar recursos de otras partidas para otorgar el incremento que demanda la Autamuady, además que el recurso que obtiene la casa de estudios es subsidio federal, en su mayoría, así como estatal.