María Conchita Alonso impregna "shows" de vitalidad, energía y pasión

La cantante y actriz María Conchita Alonso aseguró que no se cansa de ofrecer sus "shows" con vitalidad, energía, pasión y amor, elementos que son el marco ideal para que los temas que interpreta seduzcan a su todavía numeroso público.

En entrevista con Notimex, Alonso subrayó que ahora está mejor de la voz y en virtud de que practica la natación y dejó de fumar posee mucha energía, lo que se refleja en el escenario, incluso, tiene el ímpetu necesario para retomar diversas presentaciones en Latinoamérica.

El 12 de febrero, tras 25 años de ausencia, se presentará en Guayaquil, Ecuador; el 6 de marzo en Costa Rica y está en pláticas para definir las fechas en que dará "shows" en Perú; sin embargo, adelantó que prevé para marzo volver a ese país Sudámericano.

Este año, además de sus proyectos artísticos en solitario, estará de gira con "GranDiosas", concepto musical que comparte con Dulce, Karina y Rocío Banquells, quienes en conjunto, en breve lanzarán un CD+DVD, del que este viernes se grabarán las imágenes en un "show" en El Plaza Condesa.

Una vez que desvelen el álbum se dedicarán a promocionarlo en el marco del quinto aniversario ininterrumpido de "GranDiosas", que ha llegado a diversos lugares de la República Mexicana como el Distrito Federal; Puebla; Cancún, Quintana Roo; Zacatecas; y Monterrey, Nuevo León; así como en escenarios de Estados Unidos, en McAllen y Chicago, entre otros.

En cuanto a que si se considera una mujer sexy, indicó que "la sexualidad se crea porque va de la mano de un maquillaje, una pose, un vestuario; pero con la sensualidad uno nace, no todos, y yo creo que nací con ella, no la busco, se me sale, soy espontánea y eso es muy erótico".

Aclaró que cuando canta es común que realice movimientos eróticos y suele "tirarse al piso", al interpretar temas como "Acaríciame", aunque eso no significa que salga en estado de ebriedad "cuando alguien está completamente borracho, no puede cantar".

Respecto a que si posaría desnuda en alguna revista para caballeros, afirmó que estaría dispuesta siempre y cuando ella tuviera "la voz final para decidir qué se publica, además que me paguen bien".