Critican toma de almacenes acusados de acaparamiento en Venezuela

La decisión del gobierno venezolano de tomar varios almacenes tras acusarlos de acaparamiento es una manera de evadir sus responsabilidades ante el incremento de la escasez de productos básicos, afirmó hoy el dirigente sindical Johnny Magdaleno.

"El gobierno no puede tapar el sol con un dedo, jamás van a convencer al pueblo de que lo que está pasando es culpa de algunas empresas, porque aquí en Venezuela lo que hay es un sistema cambiario que tiene ahorcado a todo el mundo", dijo Magdaleno a Notimex.

Lamentó como el gobierno "socialista" lleva 16 años practicando las expropiaciones y los controles contra el sector privado, que en casi todos los casos ha derivado en que las empresas terminen "quebradas".

"En este momento el gobierno se tiene que intervenir a él mismo, porque el gobierno es quien tiene a este al país destruido y arruinado (...) De las empresas que han intervenido ninguna funciona, eso lo saben muy bien", sentenció el sindicalista.

Estas declaraciones se produjeron luego que el gobierno venezolano interviniera varios almacenes pertenecientes a empresas distribuidoras de productos básicos, a las que acusó de "acaparar" en medio de un repunte de la escasez.

Sin embargo, analistas privados aseguran que esto es el resultado de los problemas de la economía local tras 16 años de expropiaciones y controles al sector privado, a lo que se suma la reciente caída de los precios del petróleo, el principal producto de exportación.

En varias de estas empresas, el vicepresidente Jorge Arreaza fue recibido por grupos de trabajadores molestos que se opusieron a la intervención gubernamental por temor a perder su trabajo o el posible cierre de la empresa.

Magdaleno aseguró que "ningún trabajador está apoyando las expropiaciones, porque los trabajadores sabemos que planta que se expropia y toma el gobierno, planta que desaparece", debido al pobre récord gubernamental manejando empresas productivas.

El dirigente sindical del grupo Empresas Polar, estimó que debería realizarse un "gran pacto nacional" ante el agotamiento del actual modelo que generó la "quiebra" del sector productivo y la dependencia de las importaciones.

"Tiene que hacerse un gran pacto nacional donde estemos todos los sectores productivos, porque el desabastecimiento no lo va a poder resolver el gobierno con importaciones, ya que al no haber más divisas las importaciones merman", advirtió.