Restablecimiento de relaciones diplomáticas EUA-Cuba "paso clave"

El restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba es un "paso clave" para la implementación de los cambios en la relación Estados Unidos-Cuba que fueran anunciados por el presidente Barack Obama el 17 de diciembre pasado, señaló hoy el Departamento de Estado.

Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental viajará a Cuba del 21 al 24 de enero para iniciar las pláticas con el gobierno cubano a fin de restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países, apuntó la dependencia en un comunicado.

Agregó que la agenda de trabajo entre ambas delegaciones incluye acuerdos técnicos y logísticos como las operaciones de la embajada, el personal y el proceso de visas para el personal diplomático estadunidense.

La víspera funcionarios estadunidenses señalaron que en la reunión que inicia este miércoles, Estados Unidos pedirá a Cuba eliminar restricciones de viajes y el fin de los topes al número de diplomáticos de Estados Unidos en territorio cubano, y acelerar la apertura de embajadas.

Asimismo, la delegación encabezada por Jacobson solicitará a sus contrapartes cubanas poner fin a las restricciones de embarques estadunidenses a su misión en la isla y al acceso de cubanos a la Sección de Intereses de Washington en La Habana.

Las conversaciones se sostendrán aprovechando la ronda de pláticas de migración previamente planeada para revisar el cumplimiento de los acuerdos migratorios firmados en 1994 y 1995 con el fin de frenar el éxodo masivo de cubanos hacia Estados Unidos.

La dependencia apuntó asimismo que la secretaria asistente Jacobson se reunirá durante su estancia en Cuba con miembros de la sociedad civil, así como con líderes empresariales y religiosos.

"Las nuevas conversaciones con Cuba son un proceso histórico e importante que avanzará los intereses de Estados Unidos", remarcó.

Agregó que dichas reuniones permitirán fortalecer la habilidad de Estados Unidos para propugnar por un cambio positivo en la isla, facilitando al pueblo cubano acceso a mayores recursos e información.

Apuntó, asimismo que los cambios en la política estadunidense hacia Cuba "buscan engendrar un mayor respeto para los derechos humanos y adherencia a los principios democráticos en Cuba".