George Orwell trascendió como un gran crítico de la modernidad

El destacado escritor y periodista británico George Orwell es recordado a 65 años de su muerte, que se cumplen mañana, como uno de los grandes críticos sociales de la era moderna.

Eric Arthur Blair, quien años después adoptó el nombre de George Orwell, nació el 25 de junio de 1903, en Motihari, India; su padre era un funcionario responsable del comercio británico del opio, en tanto que su madre pertenecía a una familia de comerciantes franceses.

A muy corta edad se trasladó junto con su madre y sus hermanas a Inglaterra y asistió al internado de Sussex, donde sobresalió por sus buenas notas y su evidente falta de medios económicos.

De acuerdo con el portal de Internet "buscabiografias.com", en 1917 obtuvo una beca para ingresar al colegio privado de Eton y en 1922 se convirtió en un funcionario colonial y prestó servicios en la Policía Imperial India destinado en Birmania.

Sin embargo, renunció a dicho puesto y regresó a Inglaterra en 1927, iniciando un periodo en su vida en el que vivió como vagabundo y que concluyó cuando trabajó de friegaplatos en París, Francia, y de jornalero en los Campos de Kent.

Su primer libro "Sin blanca en París y Londres" relata cómo se ganó el trabajo en aquellas dos ciudades y la vida de los trabajadores pobres; al no querer avergonzar a su familia publicó esa obra bajo el seudónimo de George Orwell.

En 1934 escribió "Días en Birmania", novela en la que dio cuenta de la mirada oscura del colonialismo británico. Su interés por los asuntos políticos creció rápidamente después de que esta novela se publicara.

El portal "biografiasyvidas.com" destaca que durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Orwell formó parte del Home Guard y colaboró en la redacción del diario "Tribune", así como en "The Observer".

En los años 40, Orwell trabajó como productor en la BBC y en 1945 lanzó una de sus novelas más populares: "Rebelión en la granja", en la que describió un nuevo tipo de sociedad controlada totalitariamente por métodos burocráticos y políticos.

A esa obra le siguió, en 1949, la novela "1984", en la que retrató un mundo dirigido por grandes potencias y cuyo protagonista trabaja como funcionario del "Ministerio de la verdad", entidad encargada de controlar la información.

Durante toda su vida, Orwell tuvo problemas de salud, en 1938 se le diagnosticó tuberculosis, enfermedad con la que luchó todos sus días y que finalmente le quitó la vida el 21 de enero de 1950.