Proponen "Programa de Control de Crisis" ante circunstancias externas

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), Enrique Solana Sentíes, propuso implementar un "Programa de Control de Crisis", ante las turbulencias internacionales en materia petrolera y de divisas.

Asimismo, se pronunció porque los objetivos del referido proyecto promuevan el comercio interno para que se convierta en motor de desarrollo para la economía, de manera que sea posible alcanzar niveles de generación de bienestar para las familias mexicanas.

En este contexto, sugirió ajustes al gasto del sector público con la reducción o eliminación de gastos suntuarios para dar preferencia a las inversiones productivas que en este momento son necesarias para generar empleos, bienes y servicios requeridos por la sociedad.

En un comunicado, el organismo recomendó que se destine 1.0 por ciento de las reservas internacionales al apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, se adelanten la inversión en infraestructura y se lleve a cabo una Miscelánea Fiscal.

Ante la posibilidad de más recortes derivados de la falta de recursos por la crisis petrolera, en lugar de disminuir estos fondos, propuso reforzar el financiamiento para las micro, pequeñas y medianas empresas utilizando una parte mínima de las reservas internacionales, que hoy se encuentran en 193 mil 239 millones de dólares -el punto más alto de la historia-.

Sin embargo, lamentó el recorte aplicado a los fondos del Instituto Nacional del Emprendedor, toda vez que se retrasa la reconversión de un sector estratégico para el impulso de la productividad y la competitividad, como son las micro, pequeñas y medianas empresas.

La Concanaco-Servytur planteó ejercer con mayor celeridad la inversión pública a través del Programa Nacional de Infraestructura, para mantener y en lo posible incrementar las fuentes de empleo y la actividad económica.

"Simultáneamente resulta conveniente instrumentar una miscelánea fiscal que responda a las nuevas condiciones de la economía mexicana, con la finalidad de incentivar la inversión y la actividad económica", abundó.

Entre las medidas, añadió el organismo, se encuentra la depreciación acelerada a inversiones de empresas como fórmula para impulsar su operación, especialmente en el sector turístico.

También propuso regresar a la deducibilidad anterior para los causantes cautivos, de manera que se les permita recuperar capacidad de consumo, que genere actividad económica.

De igual forma, deducibilidad de cien por ciento de las prestaciones sociales como son servicios médicos, vales de despensa, bonos de productividad, funerarios y educativos entre otros, para lograr que las empresas y los trabajadores cuenten con mayor poder adquisitivo y fortalecer el mercado interno a través de la capacidad de compra y de consumo.

Incrementar 100 mil pesos a la deducibilidad para la compra de autos nuevos, para que quede en 230 mil pesos, y ajustar al alza el arrendamiento de autos, como medida de fortalecimiento en el estratégico sector automotriz, puntualizó la Concanaco-Servytur.