Fiscal italiano considera que serían 15 los desaparecidos en ferry

El número de desaparecidos tras el incendio del ferry Norman Atlantic no superará las 15 personas, consideró hoy un fiscal italiano luego que los restos de la nave arribaron al puerto de Brindisi, en el sur de Italia.

"El número oficial de desaparecidos se podrá saber cuando Grecia se decidan a darnos una lista de embarque creíble, porque Grecia se toma mucho tiempo", dijo el fiscal de Bari, Giuseppe Volpe, uno de los encargados de las investigaciones.

Estimó, sin embargo, que las personas desaparecidas tras el incendio iniciado el domingo pasado serían como mínimo 10 y como máximo 15.

Explicó que ese cálculo fue hecho considerando que solo unas 499 personas se embarcaron, pero a ese total hay que restar las 477 rescatadas y las 11 fallecidas durante el accidente ocurrido cuando la nave cubría la ruta entre Grecia e Italia.

Asimismo, a los 11 pasajeros muertos hay que sumar los dos marineros albaneses fallecidos el lunes pasado a causa de un accidente registrado cuando intentaban enganchar el ferry a un remolcador.

Mientras, el Norman Atlantic llegó a primera hora de la tarde al puerto de Brindisi, donde el fiscal en jefe de Bari, Ettore Cardinali, y una escuadra de bomberos e investigadores lo sometieron a una inspección y recuperaron la caja negra.

Tras terminar la inspección, Cardinali declaró a los medios que por cuestiones de seguridad era imposible entrar en la nave, donde podría haber algunos cadáveres.

A bordo del ferry llegaron ocho bomberos que desde el domingo pasado participaron en las labores de rescate y que fueron recibidos como héroes.

"Fue un infierno", declaró a una televisión local el segundo oficial de máquinas, Francesco Romano, quien fue uno de los encargados de las operaciones de desenganche de las lanchas salvavidas durante el abandono de la nave.

Cardinali confirmó que Romano, además del primer oficial del ferry, Luigi Iovine, y dos responsables de la sociedad Anek, que rentó el transbordador, fueron puestos bajo indagación por presunto homicidio y naufragio culposos.

A ellos se suman el capitán del Norman Atlantic, Argilio Giacomazzi, ya interrogado y el armador Carlo Visentini.