Medio Ambiente fue un tema central para México en 2014

En el año que hoy termina, el medio ambiente fue un tema central de la agenda pública nacional, en donde los principales objetivos fueron consolidar el desarrollo sustentable y sostenible, reactivar el potencial forestal, proteger la biodiversidad y apostar por energías verdes.

Así, 2014 se caracterizó por temas neurales que predominaron durante todo el año y presentando un importante intensidad de junio a noviembre, cerrando finalmente con una importante participación de México en diciembre en el marco de la COP20, celebrada en Perú.

México, un prometedor productor forestal en espera.

Indudablemente, el año por terminar pasará a la historia por haber puesto en la agenda el tema del desarrollo y cuidado forestal, luego de que estudios realizados por organismos como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) revelaran que México necesitaba avanzar más en la materia.

De acuerdo con el director de Cambio Climático y Tecnología del IMCO, Rodrigo Gallegos Toussaint, sólo tres estados del país alcanzan apenas una calificación de 5.7 sobre 10 y el resto de las entidades promedia hasta con calificaciones de tres.

Al presentar en julio el Índice de Competitividad Forestal Estatal (ICoFE), el investigador detalló que sólo Coahuila, Chihuahua y Nuevo León, alcanzaron apenas ese promedio, en tanto que entidades como Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Yucatán promedian por debajo de los tres puntos.

Ante este panorama y el hecho de que México presenta un déficit forestal de cerca de seis millones de dólares anuales, el director de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Jorge Rescala Pérez, destacó el potencial de crecimiento que representaba este sector para el país.

En entrevista con Notimex, subrayó que México sólo abastece el 33 por ciento de su mercado forestal anual, de manera que el resto lo obtiene mediante importaciones proveniente de países como Chile y Brasil.

Aseguró que el país tiene aproximadamente 134 millones de hectáreas forestales de las cuales 65 millones son de bosques y de estas, cerca de 15 millones pueden ser aprovechadas de manera eficiente.

Sin embargo, expuso que México apenas saca provecho de 2.5 millones de hectáreas, de donde se producen más de 5.5 millones de metros cúbicos de madera, por lo que el reto para la presente administración es llegar a producir más de 11.5 millones de metros cúbicos.

Ante esta situación, la Conafor llevó a cabo en octubre la Expo Forestal 2014 que se caracterizó por destacar el potencial forestal del país, mismo que de aprovecharse podrían generar recursos hasta nueve mil millones de dólares.

Pero México no solo es un país eminentemente forestal, también cuenta con muchos otros recursos que lo llevaron a convertirse en uno de los pocos países que cuentan con uno de los 31 bienes mixtos que existen en el mundo.

Lo anterior fue posible luego de que en agosto pasado la Unesco reconociera a Calakmul, en Campeche, como "Patrimonio Mundial Mixto", es decir: patrimonio cultural y patrimonio natural al contar con reservas ecológicas y restos arqueológicos valiosos para la historia de la humanidad.

En su momento, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, destacó que desde 1989 se había decretado la reserva de la biósfera de Calakmul.

Sin embargo, gracias a la decisión del presidente Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) le donó a la comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas 279 mil hectáreas más de terrenos nacionales a los 750 mil hectáreas con que contaba el lugar y que van a servir para la conservación.

De esta manera, se tendrá un área que representará una reserva cultural con vestigios prehispánicos y a la vez con una biósfera en la que especies endémicas y representativas del lugar podrán tener un santuario que garanticen su protección.

Y el espectáculo debe continuar... sin animales.

En efecto, otro tema más a destacar en la agenda de 2014 fue la protección de los animales, luego de que se hiciera evidente el maltrato que sufrieran muchas especies en espectáculos circenses, destacando el caso particular del oso "Invictus".

Como resultado de lo anterior, una serie de reformas comenzaron a gestarse en diferentes entidades del país, prohibiendo el uso de animales para espectáculos, lo que derivó en una serie de protestas por parte de circos que buscaron amparare ante esta medida.

Al respecto, el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) Guillermo Haro Bélchez, aseguró que la disposición de prohibir animales en espectáculos como el circo es la de proteger y cuidar que éstos no sufran de maltrato y abuso por parte de sus cuidadores.

En diversas entrevistas así como en giras realizadas, donde destacó la visita a la Primera Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre "Bioparque de Convivencia", el funcionario reiteró el papel de la Profepa por velar que se cumpla con lo que la Ley General de Vida Silvestre les ordena.

"Esto es, evitar que pueda presentarse maltrato en animales, que no tengan problemas de manejo o que carezcan de claridad sobre la procedencia lícita de los mismos", señaló.

Y es que entre los casos que más resaltaron este año fue el del oso "Invictus", el cual era explotado de la manera más indigna por el espectáculo ambulante "Harley Circus", en Dzidzantún, Yucatán.

Para asombro de muchos, el oso había sido despojado de su maxilar inferior, de manera que no tenía forma de masticar y su lengua colgaba tristemente bajo su rostro, además de que sus garras habían sido destrozadas.

Tras ser rescatado y aplicarse la sanción de 10 mil 410 días de salario mínimo vigente, el animal fue enviado al Bioparque de Convivencia, donde tras varias cirugías comenzó a dar muestras de recuperación, colocando a México una vez más en la agenda internacional.

Reservas animales internacionales como la de Denver, Colorado, manifestaron su interés por llevar al animal para tenerlo bajo cuidados especiales y garantizarle una vida digna, sin embargo, el mamífero murió poco tiempo después por problemas cardíacos, tal vez por la edad, ya que se desconocía cuan viejo era el mamífero.

Es así que el tema de los animales para expectáculos llevó a la elaboración de diversas iniciativas y prohibiciones, de las que la Cámara de Diputados cerró el año con la que prohíbe en definitiva el uso de ejemplares silvestre en circos del país.

La medida, que dispone multas de hasta tres millones 364 mil pesos a quien viole la legislación, aclara que sólo los animales domésticos podrán seguir usándose para este tipo de espectáculos.

Aún así prevalecen espectáculos como la corrida de toros, el cual por alguna razón continúa bajo la disputa sobre si se trata de una tradición cultural o un espectáculo degradante.

Emisiones de GEI, uno de los grandes retos a vencer para México

Aunque México en realidad es de los países que menos gases de efecto invernadero (GEI) genera, con menos del 1 por ciento de las emisiones globales, ha destacado por ser uno de los más dispuestos a colaborar en su reducción.

Muestra de ello es el hecho de que el país cuente con una Ley General de Cambio Climático ejemplar y que establece un compromiso voluntario de reducir emisiones hasta en 30 por ciento para el 2020, y de 50 por ciento en 2050.

Con dicho contexto, México tuvo una constante participación en cumbres como la del Clima en Nueva York y las Conferencias de las Partes en materia de biodiversidad (COP12) en Corea y en materia de emisiones (COP20) Lima, Perú.

Al cerrar el año con la COP 20, México se destacó por ser el primero en manifestar su aportación al Fondo Verde, el cual alcanzó este año los 10 mil 200 millones de los que el país entregó 10 millones.

De hecho, el mismo secretario del Medio Ambiente, quien acudió para encabezar la delegación mexicana en este encuentro, destacó el hecho de que fue la misma delegación mexicana la que propuso que los recursos de este fondo se destinaran a la compra de tecnología.

Pero la propuesta no se quedó ahí, ya que el objetivo es que dicha tecnología sea entregada de forma gratuita a aquellos países que tengan la disposición de reducir sus emisiones de GEI pero carezcan de los recursos para hacerlo.

Asimismo, como reconocimiento por su esfuerzo por conservar y proteger su biodiversidad, México se hizo acreedor a ser el anfitrión de la próxima COP13 en materia de biodiversidad.

Como si esto fuera poco, México concluye 2014 con el replanteamiento de su esquema para medir sus emisiones, en donde por primera vez incluye la estimación de partículas carbono negro al ser estas las que más propician el calentamiento global y las que son más nocivas para la salud.

Al respecto la directora General del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), Amparo Martínez Arroyo, aseguró que lo anterior permitirá definir las verdaderas emisiones que se tienen de CO2.

A partir de ello, México podrá definir acciones más específicas y acorde a la naturaleza de sus emisiones, considerando además su potencial de absorción de CO2 a partir de sus recursos forestales.

Asimismo, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, resaltó en diversas ocasiones que el principal ganador de la reforma energética fue el medio ambiente, al representar una oportunidad de desarrollar fuentes de energía limpia.

De esta manera, México se perfila hacia 2015 con miras a continuar sus acciones en esta materia, mediante la reactivación de su potencial forestal, su disponibilidad de recursos energéticos más limpios y de la protección de su biodiversidad.