Jakob Wassermann supo mezclar el fervor moral y el sensacionalismo

El novelistas y poeta alemán Jakob Wassermann, autor de las famosas novelas "Caspar Hauser o la inercia del corazón" (1908) y "El hombrecillo de los gansos" (1915), es recordado a 81 años de su muerte, que se cumplen mañana.

Gracias a su estilo, en el que mezcló su fervor moral y la tendencia al sensacionalismo, el autor ha sido comparado con el escritor Dostoievski (1821-1821).

Su perfil biográfico publicado en el sitio web "biografiasyvidas.com" menciona que Jakob Wassermann nació en una familia de comerciantes del municipio de Fürth, Alemania, el 10 de marzo de 1873.

Su educación fue escaza hasta que comenzó a trabajar en una librería, donde desarrolló interés por la escritura y la lectura. Tiempo después trabajó como redactor de la revista "Simplicissimus".

A partir de 1893 se dedicó exclusivamente a la escritura y en 1896 publicó su primer novela llamada "Melusine", a la que le siguieron: "Die Jude von Zirndorf" (1897), "Die Geschichte der jungen Renate Fuchs" (1900) y "Der Moloch" (1902).

En la década de 1920, Jakob gozó de gran popularidad, incluso, el aclamado escritor Thomas Mann (1875-1955) lo calificó como "estrella mundial de la novela".

En ese tiempo publicó "Imaginäre Brücken" (1921) y "Ulrike Woytich" (1923).

La buena fortuna terminó para el autor en 1933, año a partir de cual sus libros fueron rechazados en Alemania por su condición de judío.

Desde ese momento, Wassermann se obsesionó con el tema de la justicia y se abocó a publicar sus libros "Etzel Andergast" (1931), "Bula Matari" (1932) y "Joseph Kerkhovens dritte Existenz" (1934).

De entre sus 44 novelas, recopilaciones de relatos y cinco obras teatrales del autor destaca la novela "Christian Wahnschaffe" (1919) y "Engelhart oder die zwei Welten" (1921).

Finalmente, el escritor Jakob Wassermann murió el 1 de enero de 1934, en Altaussee, Austria, a los 61 años de edad, de acuerdo con su biografía disponible en el portal de Internet de la Enciclopedia Británica.