Alemania empezará nuevo año con temperaturas suaves

Alemania despedirá el año con nieve, con frío y lluvia, pero el 1 de enero de 2015 hasta podría brillar el sol en algunas partes del país, pronosticó hoy el Servicio Meteorológico local en Offenbach.

La entrada de un frente frío en el país esta semana causó algunos problemas en el transporte ferroviario y automovilístico, que también se extienden al este de Europa. Ahora, la próxima entrada de frente cálido, de nombre Vincent, se dejará sentir en buena parte del país.

En lo que va de la semana, en casi todo el país nevó, tras la entrada el lunes de un frente frío que cubrió también de blanco el noreste del país: en pocas horas cayeron varios centímetros de nieve en Berlín, Brandenburgo, Sajonia Anhalt o Mecklenburgo Antepomerania.

Especialmente el tiempo es importante en la capital alemana debido a las grandes celebraciones al aire libre con las que se despide el año en la Puerta de Brandeburgo.

El Meteorológico de Offenbach informó que solo podría nevar en el oriente y en la región montañosa del suroriente del país, pero precisó que de suceder eso, la caída de nieve sería poco intensa. En el resto del país, el cielo permanecerá nublado.

Las mayores probabilidades de que brille el sol se registrarán mañana jueves en el sur del Alemania, especialmente en el suroccidente.

El mal tiempo ha provocado en los últimos días problemas en muchas autopistas, aunque debido a las vacaciones de año nuevo fueron mucho menores de lo que habrían sido en época laboral. En la mayor parte de los casos los daños fueron más bien leves.

Mayores problemas se registraron sin embargo en el tráfico ferroviario y muchos viajeros sufrieron largos retrasos, informó una portavoz.

En los alrededores de Hannover (norte) nevó con fuerza y también en el zona de Múnich (sur).

De acuerdo con el reporte, también el transporte público berlinés sufrió cancelaciones y retrasos.

Los lugares más fríos para pasar este fin de año podrían ser Alhtim, en Biberach, en Baden-Württemberg, donde en los últimos días se han registrado mínimas de -24 grados centígrados, o Albstadt, en el mismo estado federado, con incluso mínimas de -34 grados, según el servicio meteorológico alemán.

La situación de frío, nieve y temperaturas por debajo de los -10 grados centígrados se repite en países vecinos como Suiza, donde también ha habido problemas en el transporte ferroviario.

En Viena, la capital austriaca, siguió nevando y está asegurado un fin de año "blanco".

Rumania y Hungría, en el este de Europa, también vivieron problemas en los últimos días, con embotellamientos viales interminables que dejaron a cientos de personas atrapadas en la gélida carretera.

Otro de los países europeos con más frío para terminar el año es Reino Unido, donde se registraron en los últimos días hasta -9 grados en algunas regiones.