Inicia el año en Tepoztlan, tierra del pulque

Cobijado por el cerro del Tepozteco se encuentra uno de los Pueblos Mágicos más visitados por quienes viven en la Ciudad de México, y un punto obligado para aquellos que gustan de la arqueología: Tepoztlan.

Ubicado a 74 kilómetros del Distrito Federal, solo se debe tomar la carretera a Cuernavaca, Morelos y seguir por la desviación a Oaxtepec por alrededor de 15 minutos.

Al adentrarse en el pueblo morelense los sentidos pueden deleitarse entre variadas delicias gastronómicas como la sopa de hongos, sopa de lentejas con plátano macho, huauzontles, cecina de Yecapixtla y tortitas de colorín.

Además se pueden acompañar de bebidas ancestrales como el pulque y sus "curados", con sabores como higo, maracuyá o zarzamora, entre otros.

Otro imperdible en el lugar son las famosas nieves con sabores como fresa, plátano, manzana, yogurt y miel.

Sin embargo, la principal atracción es la de subir al cerro del Tepozteco, en cuya cima hay una pirámide construida en honor a Ometochtli Tepuztécatl, dios del pulque relacionado con la fertilidad y las buenas cosechas.

Uno de los días más visitados es en el equinoccio de primavera el 21 de marzo, cuando acuden miles de personas a recargarse de energía.

Destacan también el Museo Carlos Pellicer el cual conserva una gran colección de piezas arqueológicas que el poeta donó al pueblo de Tepoztlán, así como el Ex Convento de la Natividad, las capillas de los Reyes, de la Santa Cruz y de la Santísima.

Otra visita importante es acudir al Parque Nacional El Tepozteco, el cual es una reserva protegida de 24 mil hectáreas donde se pueden realizar actividades como rappel, observación de fauna y flora entre otras.

Así, el Pueblo Mágico de Tepoztlan es una visita obligada en esta temporada vacacional de fin de año.