Atentado en Yemen deja 33 houtis muertos

Al menos 33 rebeldes houthis murieron hoy en un ataque suicida con bomba cuando celebraban una reunión religiosa en la sureste ciudad yemení de Ibb.

La explosión sacudió este miércoles el centro cultural de Ibb, donde se encontraba el gobernador de la provincia del mismo nombre, que resultó herido, reportó el canal qatarí de noticias Al Yazera.

Los houthis, del rito chiita, estaban reunidos para celebrar el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma.

Un militante vestido como repartidor de agua entró en la sala del centro cultural en medio de la celebración de la fiesta chiita y detonó la carga que llevaba adosada al cuerpo.

Ningún grupo se ha atribuido el ataque, pero la filial de la red Al-Qaeda en Yemen, mantiene una combate frontal contra los houtis.

La víspera, al menos 34 personas, entre ellas 25 huothis, seis miembros de una tribu y tres combatientes de Al Qaeda en la Península Árabiga (AQPA), murieron en combates que se prolongaron hasta este miércoles en el distrito de Radaa, de la gobernación de Al Bayda.

Los rebeldes chiitas han tomado posesión de grandes áreas de Yemen, incluida la capital, Saná, en septiembre pasado como parte de su lucha por el poder ante la débil gestión del presidente Abed Rabbo Mansour Hadi.