Instalan en Senado Conferencia Nacional contra la trata de personas

A fin de unificar el marco legal y esfuerzos estatales para combatir el comercio de seres humanos, en el Senado de la República se instaló la Conferencia Nacional de Legisladoras y Legisladores contra la Trata de Personas.

La presidenta de la Comisión contra la Trata de Personas de la Cámara de Senadores, Adriana Dávila Fernández, del Partido Acción Nacional (PAN), expuso los avances para armonizar la Ley General contra la Trata de Personas, con todos los congresos estatales.

Ante expertos y autoridades de la Secretaría de Gobernación y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), indicó que la trata de personas no sólo tiene que ver con lo que percibimos en los medios de comunicación.

"Tiene que ver con la prevención, también tiene que ver con la aplicación de políticas públicas, con la coordinación entre los tres distintos Poderes de la Unión y, por supuesto, tiene que ver con la colaboración de la sociedad civil", añadió Dávila Fernández.

En la conferencia, dijo, se buscará la coordinación entre las entidades federativas, el Senado de la República, la Cámara de Diputados, especialmente, también con el Poder Ejecutivo federal y los poderes ejecutivos estatales, así como el Poder Judicial, por supuesto a la Federación y los poderes judiciales locales.

A su vez, el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero, aseguró que el Congreso tiene la facultad de dar seguimiento al gasto, de saber en qué se gastó cada peso, para lo cual fue aprobado por los congresos locales y la Cámara de Diputados y ello se hará en un tema tan importante como el combate a la trata de personas.

El senador panista decretó instalada la citada conferencia, la cual quedó conformada en la Presidencia por Adriana Dávila Fernández; vicecoordinadora, Margarita Flores Sánchez y vicecoordinadora la diputada Leticia López Landeros. La Secretaría Técnica será Sandra Serratos Núñez.

A su vez, el coordinador perredista, Miguel Barbosa Huerta, comentó que el tema de trata de personas, no solamente para poderlo abordar con efectividad, requiere de la armonización del sistema jurídico mexicano, que es el sistema federal y en los estados; se requiere la armonización de las políticas públicas.

"La esclavitud, conceptuada en un tiempo como un modelo bajo el cual vivió la humanidad, fue un tiempo de la humanidad, en el cual el hombre sometía al hombre por su color de piel, por su forma de pensar, por su forma de creer", pero ello fue superado y se debe legislar y trabajar contra delitos de ese tipo, concluyó.