Impulsarán protección de riqueza arqueológica de Sonora

Ante la riqueza arqueológica del estado, es necesario impulsar entre la población la importancia de protegerla y hacer copartícipes a los habitantes para obtener nuevas formas de participación colectiva y protección de bienes culturales.

Para ello, el arqueólogo de la delegación del INAH, Adrián López Dávila, dijo que se realizarán trabajos en los recintos históricos como el Templo de San Antonio de Padua en Hermosillo y el Templo de San Francisco de Borja en Tecoripa en una primera etapa.

Para una segunda fase se tienen contemplados proyectos como la conservación del Templo de San Ignacio de Loyola en Ónavas, así como mantenimiento de la zona arqueológica Cerro de Trincheras y la conservación de las áreas exteriores de la Antigua Penitenciaría de Hermosillo.

Comentó que en noviembre pasado culminaron los trabajos de protección y conservación del sitio arqueológico Cerro Prieto en Caborca.

Refirió que el proyecto inició el pasado 1 de septiembre, con un presupuesto de más de un millón 200 mil pesos.

Ubicado en el norte de Sonora, en el sitio arqueológico de Cerro Prieto se encuentran más de 200 petrograbados con diseños antropomorfos, zoomorfos y geométricos, según las investigaciones realizadas desde 2007.

Además se encontró un área de morteros relacionados con la cultura de trincheras y también cerámica púrpura sobre rojo, que habla de una temporalidad de los asentamientos en el sitio, de entre 700 y 1300 A.c, describió el arqueólogo.

López Dávila manifestó que "este sitio está relacionado con la zona arqueológica del Cerro de Trincheras y de otras zonas, que en conjunto muestran el desarrollo cultural en épocas prehispánicas e históricas de la región".

Indicó que se tiene contemplada la continuación de trabajos, en coordinación con el municipio de Caborca.

Dichas labores darán empleo a más de 90 personas, durante 11 semanas, tiempo durante el cual realizarán acciones de limpieza en general y acciones de protección a través del cercado de la poligonal del sitio.

También se realizará la instalación de cédulas restrictivas, para evitar la destrucción y vandalismo de este importante patrimonio de la región, expresó.

Igualmente se mantendrá una campaña de difusión sobre la importancia de la preservación de este sitio arqueológico, detalló el encargado de los trabajos por parte del INAH en Sonora.