Escritores reciben con asombro premios literarios durante 2014

El 2014 fue un año de momentos de asombro y sorpresa en la asignación de premios literarios. Al francés Patrick Modiano (1945), ganador del Premio Nobel de Literatura, el anuncio le pareció "irreal" y el irlandés John Banville ganador del Príncipe de Asturias, tardó en asimilar la noticia.

El pasado 9 de octubre, al ofrecer su primera conferencia de prensa luego de saberse ganador del Nobel de Literatura 2014, Patrick Modiano manifestó que no esperaba el premio, "en lo absoluto... fue algo inesperado, me sorprendió".

El escritor de 69 años de edad confesó que cuando se enteró, creyó que era "como un desdoblamiento de alguien que se llamaba como yo. Todo fue un poco abstracto", añadió el autor de "El café de la juventud perdida", entre otras obras, visiblemente desbordado por la situación y sin poder concluir bien sus frases.

Tal premio, comentó, "es algo que me toca, pero lo que me interesa es cómo han justificado o explicado esta elección, cuáles son sus razones, por qué me concedieron el premio: es difícil saber porque se tiene una visión confusa de lo que se escribe. Tengo la impresión de haber escrito el mismo libro desde que escribo, como si fuera una historia cíclica".

Modiano obtuvo así ocho millones de coronas suecas, alrededor de un millón 110 mil dólares, y se convirtió en el decimoquinto autor francés en recibir este reconocimiento. Francia es el país que cuenta con un mayor número de premios en esta categoría, de acuerdo con la Academia Sueca, encargada de otorgar el mencionado premio.

Por su parte, el escritor irlandés John Banville fue ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014 por su inteligente, honda y original creación novelesca de acuerdo con el jurado reunido en Oviedo, norte de España.

Al respecto, el autor ha mencionado que aunque deseaba ese premio, al recibir la noticia tardó un tiempo considerable en asimilarlo.

Junto con lo anterior, Banville lamentó que las obras en español de muchos escritores no hayan sido traducidas y afirmó que "el inglés básico ha sido impuesto al mundo y esa es una arrogancia. El inglés se ha convertido en la lengua universal, el inglés está por todas partes, incluso en los círculos diplomáticos es más importante que el francés", anotó.

Sin embargo, expresó que "es un tipo de aislamiento, pensamos que nos pertenece el mundo, pero nos estamos aislando dentro de nuestro propio idioma", y lamentó no poder leer a muchos poetas y escritores que hacen sus obras en español porque no han sido traducidas, por lo que ha intentado que se traduzca la obra de su amigo, el argentino Rodrigo Fresán (1963).

Banville, autor de "El mar" (2005), "Los infinitos" (2009) y "Antigua luz" (2012), puntualizó que "hay muchos errores detrás de nosotros y así soy yo con mis libros, solo veo la fealdad de mi literatura".

Sin embargo, confía que los libros sean hermosos. "Intento darles el peso, la necesidad de la poesía, porque el poema es la única obra de arte que, o la tomas, o la dejas".

Un premio que asombró al mundo y al mismo galardonado, Joaquín Salvador Lavado Tejón, mejor conocido como "Quino", fue el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014. Se le otorgó "por su dimensión universal".

Sorprendido de que su personaje "Mafalda" guste a las nuevas generaciones cuando en sus tiras cómicas no hay tecnología, ni computadoras ni "ebooks", "Quino" afirmó que "la vejez es un coñazo".

Tras recordar que le daban miedo los borrachos y los viejos, el humorista de 82 años resaltó que "la vejez es un Golpe de Estado de un fascista que te dice que ya no puedes beber, ni fumar y te quita no sólo los placeres, sino las necesidades vitales como poder moverse" y acotó, entre sonoras risas que "ahora tengo miedo de mí".

"Quino" dejó de dibujar a Mafalda en 1973. "La gente no la tenía tan incorporada y me llama la atención la dimensión que ha tenido mi personaje. Las cosas están tan mal o peor de cuando yo dejé de dibujarla", dijo.

Consideró que el Príncipe de Asturias contribuirá a dar una mayor difusión al personaje, aunque insistió en que le sorprende la cantidad de gente joven que la sigue.

En otro orden, el Premio Cervantes de Literatura 2014 le fue otorgado a Juan Goytisolo (1931) y tan pronto como se dio el anuncio, el pasado 24 de noviembre, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, celebró la adjudicación al autor español, "por ser el premio más importante en lengua castellana".

Mencionó que México se alegra de la decisión de otorgar el Premio Cervantes de Literatura al escritor español Juan Goytisolo, quien es un conocedor de las letras iberoamericanas y además de fungir como puente entre el mundo de habla hispana y su raíz árabe.

"En México es un escritor bien conocido. De modo que estamos muy contentos", abundó en sus declaraciones el titular de Conaculta, quien añadió que Goytisolo es uno de los grandes autores que ha enriquecido las letras en español, por lo que consideró justo el reconocimiento.

Entre las obras más conocidas de Goytisolo están las novelas "Juego de manos" (1954), "Señas de identidad" (1966) y "Reivindicación del conde don Julián" (1970). El premio, dotado con 125 mil euros (155 mil dólares).

Cabe recordar que el escritor nicaragüense Sergio Ramírez (1942) fue el ganador, este año, del Premio Internacional "Carlos Fuentes" a la Creación Literaria.

El jurado lo eligió por "conjugar una literatura comprometida con una alta calidad literaria y por su papel como intelectual libre y crítico, de alta vocación cívica". El premio lo otorgan el Conaculta y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sergio Ramírez es uno de los más destacados escritores de América Latina, cuya valiosa contribución a la creación y las letras en lengua castellana suma medio siglo y está plasmada en por lo menos 55 libros entre novela, cuento, ensayo, testimonio y otros géneros, que han sido traducidos al portugués, inglés, francés, alemán, italiano, holandés, danés, noruego, sueco, serbio, ruso, hebreo, y mandarín, entre otros.

El Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Indígenas 2014 fue para la escritora Marisol Ceh Moo, por su libro "Chen tumeen x ch´úupen" ("Sólo por ser mujer") escrito en lengua maya y traducido al español. Lo recibió el 7 de noviembre en el Castillo de Chapultepec.

Al entregar el reconocimiento, que incluyó un diploma, 100 mil pesos y la publicación de la obra, el Conaculta destacó que la escritora maya "posee el dominio de los giros literarios del español y maya; su obra se sitúa en el contexto actual para hablar de la violencia de género y cómo se vive este fenómeno en las comunidades indígenas de Yucatán.

La protagonista de la novela rompe con los parámetros de conducta establecidos para la mujer en la sociedad maya contemporánea, de acuerdo con Marisol Ceh Moo, novelista, cuentista, ensayista, poeta y traductora que ha publicado "Pay wakaxil" ("Torero") y "X-Teya u puksi'ik'al ko'olel" ("Teya, un corazón de mujer").

En julio pasado se dieron a conocer los ganadores de los premios "El Barco de Vapor" y "Gran Angular", convocados por Conaculta y la editorial SM. "El extraño caso del hermano Santi y el monstruo Ago", de Paulina del Collado Lobatón, y "La primavera del Mars", de José Antonio Sánchez fueron las obras seleccionadas.

Los resultados de los premios, considerados los más importantes en América Latina en las categorías infantil y juvenil, fueron anunciados por Elisa Bonilla Rius, directora de Fundación SM México; Karen Coeman, directora de Promoción de Literatura Infantil y Juvenil Conaculta, y Ana Arenzana, gerente de Literatura Infantil y Juvenil de SM.

Mientras que el pasado 10 de diciembre, Rafael Tovar y de Teresa entregó el XI Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños a la escritora sinaloense Martha Riva Palacio Obón por su libro "Lunática".

Durante la ceremonia de entrega de la distinción, que consiste en un cheque por 200 mil pesos, diploma y la publicación del texto ganador, Tovar y de Teresa expresó que "Leerlo abre a los niños un horizonte para que sean permanentes lectores de poesía".

Subrayó que los esfuerzos que dejan huella a través del tiempo y del espacio sólo son los que mantienen una continuidad. "Es por eso que el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños, que ya llegó a su undécima edición, permanecerá por muchos años", acotó.