Música impulsa a menores de Nuevo León a salir adelante

La música y la motivación son los elementos principales por el cual más de 200 menores de sectores marginados de la zona metropolitana han destacado como integrantes de orquestas infantiles, y lo que ha impulsado a sus mentores a apoyarlos en esta faceta musical.

Provenientes de colonias populares como La Alianza, Independencia, San Bernabé, Sierra Ventana y Fomerrey 45, los niños de cuatro a 13 años y los jóvenes de hasta 18 años, se muestran felices con sus instrumentos musicales.

Armados de violines, violoncellos, flautas y violas, los menores forman parte de la Red de Orquestas Infantiles del gobierno del estado, a través de la cual han tenido la oportunidad de presentarse en diversos escenarios locales.

Para José Ángel Parra, quien enseña a los menores a tocar chelo desde que inició el proyecto en el 2012, la motivación ha tomado el papel principal para poder hacer brotar el talento de cada uno de ellos:

"Es más que nada motivarlos, al principio cuando ellos no saben muy bien cómo funciona el instrumento, y una vez que lo logran es más fácil. Cuando ellos tienen la motivación, les dan las ganas de aprender y tocar mejor", expresó.

Además, destacó que el estímulo y actitud de los menores es cada vez mejor, lo que ha hecho que los menores lleguen a sus clases cada vez con más ganas y aprendan más rápido.

"Cuando uno toca para ellos, ellos se dan cuenta hasta donde pueden llegar y que después de ese nivel todavía hay más, y ellos encuentran la motivación y las ganas de hacer esto", detalló.

El chelista destaca que esta actividad recreativa incrementa la sensibilidad de cada uno de los ejecutantes y los hace ser mejores personas, pues asegura que dentro de la orquesta practican valores como la disciplina.

Por su parte, padres de familia aseguran que valores como el respeto, la responsabilidad, constancia y madurez, además de mayor capacidad de concentrarse en sus estudios, son algunos de los frutos que han notado en sus hijos a partir de este proyecto musical.

Son dos veces por semana, durante tres horas, en los que ensayan los diferentes proyectos que se les presentan, relataron.

En los camerinos, durante una de sus presentaciones de fin de año, los más de 200 niños y jóvenes se preparaban arduamente para su presentación, mientras contaban a Notimex algunas de las enseñanzas que les ha traído esta nueva afición.

"Me siento feliz de saber tocar un instrumento, tenía demasiadas ganas de tocar y cuando lo toqué pues me dio mucha alegría ñ...] Mis amigos me dicen que para ellos es como tocar un instrumento muy difícil, pero yo ya me acostumbre, para mí es muy padre", expresó María Fernanda, quien ya lleva un año ensayando con su violín.

Sin embargo, los jóvenes entusiastas aclaran que es después de cumplir con sus tareas y obligaciones que practican con su instrumento musical.

Sofía, quien a sus 13 años ya domina habilidosamente el violín, cuenta que haberse introducido a este mundo musical ha transformado su forma de ver la música.

"Ha cambiado mi forma de pensar, de escuchar; siempre escuchaba las mismas canciones y ahora me agrada más escuchar canciones más dedicadas a este instrumento (el violín)".

"Escucho mejor las canciones, ya más o menos sé cuándo se oye agudo y se oye grave", contó a Notimex la joven violinista quien asiste desde la colonia Burócratas.

Por otra parte, compartió las palabras que sus padres le expresan sobre su pasión:

"Mis padres me dicen que si ellos hubieran tenido la oportunidad de haberlo hecho que ellos no la hubieran perdido, y también que le eche muchas ganas ñ...] Yo les diría a los demás que está muy bien y que no dejen pasar esta oportunidad porque les va a ayudar en mucho", compartió Sofía.

La Red de Orquestas Infantiles del Gobierno del Estado está integrada por seis agrupaciones, cada una con 40 integrantes de 4 a 18 años. Del total de los grupos, tres fueron conformados desde el 2012 que se inició con el proyecto.

En el 2012, el gobierno regaló a cada uno de los menores el instrumento con el que practicarían, dando un total de 120 instrumentos, pero para este año se pretenden regalar otros 120 instrumentos a aquellos que se han unido recientemente al proyecto.

Los encargados de guiar a los talentosos jóvenes son tres directores, y cada uno de ellos cuenta con cinco instructores en diferentes instrumentos; es el esfuerzo reunido por estos mentores el que impulsa a los menores a sobresalir.

Con el apoyo de la Facultad de Música de la UANL, el programa Preventivo y de Participación Ciudadana de Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se pretende que los jóvenes de zonas de riesgo exploren diversas formas de expresión artística y de convivencia social mediante la música, a fin de combatir la violencia.