Torales y Ramis saben el compromiso que tienen para reforzar Pumas

El mediocampista y refuerzo de Pumas de la UNAM, el paraguayo Silvio Torales, consciente de la exigencia que hay en los equipos grandes, dijo que siempre soñó jugar en uno así y cuando le avisaron de su venida al cuadro auriazul, lloró.

"Desde chico soñé en jugar en un equipo grande. En Paraguay hice muy bien las cosas y el equipo me ayudó mucho, logramos muchos éxitos. Y cuando me dijeron Pumas, me puse a llorar junto con mi familia", contó el jugador.

Presentado este viernes como nuevo refuerzo del conjunto del Pedregal, mencionó que viene a dar todo a su nuevo equipo, así como a responder a la confianza que depositaron en él los directivos y a ganarse el cariño de la gente.

"Vengo a hacer lo mismo que hice allá en Paraguay, tratar de ganarme el cariño de la gente y agradecerle en cada partido a los dirigentes que hicieron todo lo posible para que hoy esté aquí en un equipo grande".

Por su parte, el delantero uruguayo Jonathan Ramis también destacó el hecho de militar en otros equipos importantes de su país y de Sudamérica, por lo que ahora llega a uno grande como Pumas y sabe lo que significa vestir esta camiseta.

"Contento de llegar a un equipo tan grande como Pumas, anteriormente tuve la oportunidad de jugar en equipos importantes, y sé la presión que manda vestir esta camiseta. Voy a tratar de hacer lo mejor en cada partido y mostrar lo que me hizo llegar aquí".

También dijo conocer la presión que se tiene en el ataque de su nueva escuadra, por lo que está decidido a dar todo su potencial para que el equipo pueda conseguir sus objetivos en el próximo campeonato y después se le juzgue su actuación en el ataque.

"El futbol a veces da cosas buenas y malas y yo espero poder mostrar todo mi potencial en cada partido, ayudar a mis compañeros para llegar a la final por los objetivos que nos trazamos y después cada uno podrá juzgarme".