2014, el año de la mariguana en EUA

Los estadunidenses pueden apoyar o rechazar el uso de la mariguana, pero lo que no se puede negar es que este año fue decisivo para el futuro de su uso legal en Estados Unidos.

En estados como Florida, en donde más se abogó por su legalización para fines medicinales, pese a ser derrotada la enmienda, grupos que la apoyan prometen redoblar su lucha durante 2015.

Este año, el país vio las primeras ventas legales de mariguana para uso recreativo de la historia moderna en Colorado, que legalizó la posesión y uso de pequeñas cantidades (hasta 28 gramos) para uso no médico entre mayores de 21 años, así como su producción y venta.

Washington se convirtió en el segundo estado en aplicar de manera satisfactoria la legalización de la hierba, mientras Oregon y Alaska le siguieron como el tercero y cuarto estados en aprobar la medida durante las pasadas elecciones del 4 de noviembre.

Otros estados como Utah, Minnesota, Maryland y el Distrito de Columbia aprobaron su uso terapéutico.

La vigencia del tema llevó al mandatario estadunidense Barack Obama a pronunciarse al señalar, en declaraciones a The Washington Post, que si bien no recomendaría su uso, sí cree que esa droga es menos dañina que el alcohol.

Los estadunidenses se pronunciaron en encuestas como la de Wall Street Jorunal y NBC que encontraron al tabaco, el alcohol y el azúcar como sustancias "más dañinas" que la mariguana.

En todo momento se registró un debate entre los que apoyan el uso de la droga y entre los que están en su contra, pero en ningún estado la lucha fue tan intensa como en Florida.

Pese a que las encuestas daban un apoyo abrumador a la legalización de la droga para uso medicinal, la propuesta fue rechazada por los votantes por un escaso margen en una consulta popular que formaba parte de la papeleta de elecciones legislativas de noviembre pasado.

Uno de los que se oponen a la medida, es la policía del estado, al argumentar que está comprobado que en otras entidades en las que se ha legalizado su uso, la criminalidad ha aumentado, así como los accidentes de trabajo y de tránsito.

La Asociación de Jefes de Policía de Florida (FPCA, por sus siglas en inglés) consideró en una declaración pública que el uso de la mariguana con fines médicos no es seguro al citar estudios que demuestran que su consumo y el ambiente criminal están "estrechamente ligados".

El rechazo del uso medicinal de la droga representó un duro golpe para los promotores de su consumo, pero el principal grupo que la apoya ha advertido que durante 2015 redoblarán su lucha para conseguir su legalización.

Ben Pollara, director del grupo "United Care" que incluyó el gasto de varios millones de dólares en apoyar la medida, dijo que ya movilizan una petición para conseguir que sea colocado de nueva cuenta "el uso de la mariguana medicinal" en la boleta electoral de las próximas elecciones.

A la "Enmienda 2" para legalizar la mariguana medicinal en Florida le faltaron sólo dos puntos, sin lograr alcanzar el 60 por ciento de los votos necesarios para su aprobación en las elecciones del pasado 4 de noviembre.

El uso de la mariguana, tal como se ha propuesto, es para personas con condiciones como cáncer, esclerosis múltiple, glaucoma, hepatitis C, VIH/Sida, esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Crohn y Parkinson.

Sin embargo, le enmienda no tomaba en cuenta que podía ser utilizada para enfermos con "cualquier otra condición", lo que para muchos fue considerado poco delimitante.

Pollara dijo que sus abogados van a ser más específicos en el idioma de la "Enmienda 2" para reforzar las áreas que atacaron los que se oponen. Una sección dirá explícitamente que los menores no pueden obtener la mariguana sin el consentimiento de sus padres.

La Legislatura de Florida aprobó el uso médico de una cepa específica de la mariguana que ayuda, principalmente, a menores que sufren de epilepsia.

Así las cosas, el consumo de cannabis para fines medicinales está permitido en 23 estados del país y su uso recreativo en Colorado, Washington, Oregon y Alaska.