Investiga CNDH agresión contra activista en Oaxaca

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) investiga la agresión que sufrió la defensora de derechos humanos Elisa Zepeda Lagunas, quien fue golpeada y amenazada en el municipio Eloxochitlán de Flores Magón, Oaxaca.

En un comunicado, el organismo estableció que en el ataque fue asesinado su hermano, Manuel Zepeda Lagunas, mientras que su madre resultó herida y la casa de la activista fue incendiada.

Apuntó que, de acuerdo con información publicada en medios de comunicación, la mujer fue agredida el 14 de diciembre en el marco de la asamblea que realizaban los habitantes del municipio para elegir alcalde.

Presuntamente el presidente municipal con licencia Alfredo Bolaños Pacheco y tres hombres más la amenazaron con una escopeta que le colocaron en la cabeza, la golpearon con un palo, la arrastraron 20 metros jalándola de los cabellos, además de azotarla en el piso y patearla en las costillas.

Los agresores acudieron al domicilio de la activista mazateca para incendiarlo con bombas molotov; ahí detuvieron a su hermano, Manuel Zepeda Lagunas, a quien condujeron a la plaza pública para torturarlo y causarle la muerte, sin que autoridad alguna interviniera para contener la situación de violencia.

Un grupo de visitadores adjuntos de la oficina de la CNDH en Oaxaca, adscritos a la Dirección General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, conformado por abogados, médicos y psicólogos, se trasladó a la localidad.

Ello con el fin de recabar información y datos relativos al caso, proporcionar atención integral a las víctimas y realizar distintas actuaciones con motivo de estos hechos.

La CNDH dará seguimiento puntual a las indagatorias, vigilará la actuación de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca para investigar a los responsables y se les castigue conforme a la ley, y en su oportunidad emitirá la determinación que conforme a derecho proceda, advirtió.