Confía gobierno de Uruguay en lograr legalización de mariguana

El gobierno del presidente uruguayo José Mujica confió en que el polémico proyecto para legalizar la producción y comercialización de mariguana será aprobado en julio próximo en el Congreso de su país.

Pese a las diferencias que aún persisten en la bancada oficialista del Frente Amplio, fuentes legislativas afirmaron que la iniciativa estará lista para su votación en un par de semanas.

El proyecto que será sometido a discusión plenaria es muy diferente al que el año pasado presentó el presidente Mujica y que otorgaba al Estado el monopolio para la producción y comercialización de la mariguana.

Con la nueva iniciativa, el Estado sólo podría otorgar licencias para la distribución de la droga, lo que implica que regularía y controlaría el mercado, pero no podrá producir.

En caso de aprobarse la ley que ya ha sido modificada, pero que aún se mantiene en debate en comisiones, la mariguana sólo podrá venderse en las farmacias uruguayas.

Sin embargo, la Asociación de Química y Farmacia de Uruguay ya puso reparos y consideró incluso la posibilidad de apelar a una "cláusula de conciencia" para negarse a distribuir la droga.

A ello, se suma el intenso rechazo social que provoca la legalización, ya que los sondeos de las últimas semanas revelaron que 70 por ciento de los uruguayos impugnan esa nueva ley.

Entre los cambios realizados a la propuesta inicial de Mujica, destaca el permiso para que los consumidores autocultiven la mariguana, pero sin fines comerciales.

Otras alternativas para adquirir la droga será la inscripción a clubes específicos que la plantarán y distribuirán entre sus afiliados, o bien directamente la compra en farmacias, con una limitación de venta de 40 gramos por persona.

La ley prevé la inscripción de consumidores en el Instituto de Regulación y Control de Cannabis, un nuevo organismo público que otorgará licencias de plantación de mariguana a privados.