Ataque contra escuela en Peshawar fue advertido desde agosto

Autoridades paquistaníes fueron advertidas de un ataque contra una escuela del Ejército desde agosto, meses antes de la masacre de la semana pasada en Peshawar, que dejó 148 muertos, en su mayoría niños, reveló hoy la prensa local.

El canal Geo TV divulgó este lunes un documento enviado a autoridades de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa sobre la advertencia, en momentos en que el primer ministro, Nawaz Sharif, reiteró su lucha contra el terrorismo y se detuvo a varios sospechosos de la masacre.

La copia de la advertencia, fechada el 28 de agosto, afirma que militantes talibanes planeaban atacar escuelas del Ejército de la provincia, donde está Peshawar, como una intención de vengarse por la ofensiva militar que fue lanzada en su contra en junio pasado.

"Los militantes quieren matar a tantos hijos de oficiales del Ejército como sea posible", destacó el mensaje de advertencia, emitida por el Ministerio del Interior.

La alerta 802 aseguraba que el ataque era planeado por Khaksar, comandante talibán en Orakzai -una parte de las Áreas Tribales bajo administración federal- junto con los terroristas Bilal y Obaidullah, destacó el reporte del canal privado de la televisión.

El informe aseguraba que Khaksar y sus cómplices de Bilal y Obaidullah habían ya llevado a cabo el reconocimiento de los objetivos, por lo que se solicitaba al gobierno de Khyber Pakhtunkhwa extremar las medidas de seguridad para evitar cualquier incidente adverso.

La televisora paquistaní aseguró que copias sobre la advertencia terrorista fueron enviadas al ministro jefe, el ministro del Interior y a las diversas agencias de Seguridad de Khyber Pakhtunkhwa, que al parecer hicieron caso omiso o muy poco para evitar la tragedia.

Unos 10 hombres vestidos con uniformes militares de la Guardia Fronteriza ingresaron la mañana del martes pasado a la Escuela Pública del Ejército de la ciudad de Peshawar y abrieron fuego contra niños y profesores.

La masacre, de la cual horas después se responsabilizó el movimiento Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), provocó la muerte de 148 personas, 132 de ellos niños de entre cinco y 12 años de edad, y lesiones al menos a otras 121 personas, niños también en su mayoría.

El grupo TTP aseguró que el asalto a la escuela de Peshawar fue una venganza por la operación militar que tiene en curso el Ejército en el norte del país contra sus bastiones, la cual ha cobrado la vida de sus mujeres e hijos.

El asalto a la escuela de Peshawar, que se prolongó por varias horas, ha sido condenado por líderes políticos y gubernamentales, quienes expresaron su determinación renovada de combatir el terrorismo en el país.

El primer ministro, quien levantó la moratoria de 2008 a la pena de muerte en casos relacionados con el terrorismo tras el ataque, reiteró este lunes su compromiso de acabar con los extremistas del país, en una reunión de alto nivel sobre la lucha contra el terrorismo.

Durante la reunión se examinaron todas las leyes antiterroristas existentes, se decidió hacer las modificaciones necesarias para edurecerlas y castigar a los extremistas, y se propuso la creación de tribunales militares especiales para los juicios rápidos de los terroristas.

"Habrá una guerra decisiva contra los terroristas", subrayó Nawaz en la reunión a la que asistió el ministro del Interior Chaudhry Nisar Ali Khan, el general de División, Qadir Baloch, y el ministro de Finanzas, Ishaq Dar, entre otros funcionarios.

El compromiso del primer ministro de intensificar la lucha contra el terrorismo coincidió con los reporte de que varias sospechosos vinculados con el ataque a la escuela de Peshawar fueron detenidos durante la madrugada de este lunes en varios puntos de la ciudad.

Los detenidos estarían planeado un atentado similar al perpetrado la semana pasada en la ciudad de Peshawar, aseguró el ministro paquistaní del Interior, Chaudhry Nisar Alí Jan, en una conferencia de prensa para informar sobre el arresto.