Mujeres dan rentabilidad a microfinancieras, son buenas pagadoras

La investigadora Alicia Girón González explicó que gran parte de los créditos que otorgan las microfinancieras a proyectos emprendedores son para mujeres, quienes "somos muy buenas pagadoras", generando así las tasas de rentabilidad más altas.

La experta del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM explicó que el microcrédito es una modalidad financiera de montos pequeños que se conceden a plazos cortos, dirigidos a la población que vive bajo condiciones de alta y muy alta marginalidad.

La también directora de la revista Problemas del Desarrollo, Revista Latinoamericana de Economía, abundó que el propósito de las microfinancieras es la creación de microempresas o micronegocios para generar una fuente regular de ingresos mediante el autoempleo.

En torno a la rentabilidad con enfoque de género, Girón González expuso que plantea un beneficio financiero y coloca a la mujer como agente económico rentable al servicio de las microfinancieras, que de 2000 a 2010 canalizaron 82 por ciento de sus préstamos a este sector.

Los microcréditos "con rostro femenino" constituyen una de las metamorfosis más importantes a partir de las reformas estructurales en los circuitos financieros y del mercado laboral, afirmó, porque no sólo promueven el empoderamiento, sino que sustituyen el ahorro familiar.

Sin embargo, estableció, éstas no han sido necesariamente el vehículo para optimizar las relaciones de equidad, pues no satisfacen las necesidades del desarrollo, como son una mejoría en las vías de comunicación, acceso al agua, vivienda, salud y educación.

Refirió que las naciones que desdibujaron su banca de desarrollo y tuvieron una extranjerización de sus empresas financieras dejaron la arena del financiamiento a las empresas microfinancieras, todo de acuerdo con un comunicado de la UNAM.

La experta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirmó que la orientación de la actividad de las microfinancieras se dirige sobre todo a mujeres, cuyo colateral en muchas ocasiones es la red social de la comunidad, lo que permite el otorgamiento del crédito.