Pakistán apelará fallo que libera al autor de la matanza de Bombay

El gobierno de Pakistán anunció que va a presentar una apelación contra una orden judicial que concede la libertad bajo fianza al presunto autor intelectual de los atentados de Bombay en 2008, que dejaron 166 personas muertas.

Un tribunal concedió la libertad bajo fianza a Zaki-ur-Rehman Lakhvi, que generó malestar en India y podría frenar los recientes intentos por enmendar las complicadas relaciones entre los dos países vecinos, que mantienen una disputa territorial.

Lakhvi fue arrestado en Pakistán en 2009 después de que el único terrorista que sobrevivió al ataque de Bombay lo identificara como autor intelectual de los hechos.

Desde entonces, ha estado retenido en la cárcel de máxima seguridad de Adiala, en la ciudad de Rawalpindi, cerca de la capital del país, Islamabad.

"La corte ha emitido este jueves la orden de libertad bajo fianza para Lakhvi mediante el pago de un millón de rupias (más de ocho mil dólares)", confirmó su abogado. "Con suerte, saldrá el lunes o el martes".

El fiscal del gobierno Mohammad Azhar Chaudhry dijo a los medios internacionales que se realizan los trámites legales para presentar la solicitud para apelar el fallo, reportó el canal qatarí de noticias Al Yazira.

"Estoy tratando de obtener una copia de la orden y entonces voy a presentar una apelación en el Tribunal Superior de Islamabad", señaló Chaudhry.

El asalto de 60 horas en Bombay, capital del estado federal de Maharashtra, en el este de India, también conocida como Mumbai, en 2008 fue atribuido al grupo armado paquistaní proscrito Lashkar-e-Taiba (LeT).

Las relaciones entre Pakistán e India, dos rivales con armas nucleares, empeoraron dramáticamente después de la matanza en la cual 10 hombres armados atacaron hoteles de lujo, una estación de tren, cafeterías y un centro judío durante tres días.

La decisión del tribunal se produjo un día después que el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, se comprometió a acabar con los "grupos terroristas" a raíz de la masacre en una escuela en Peshawar que dejó 145 personas muertas, la mayoría de ellos niños.