Necesario consolidar política de vivienda, dice Nueva Alianza

La coordinadora de la bancada de Nueva Alianza en la Cámara de Diputados, María Sanjuana Cerda Franco, destacó la necesidad de consolidar la política de vivienda en el país, para garantizar este derecho constitucional a la población.

En un comunicado, indicó que para consolidar una verdadera política de vivienda se debe trabajar en varios rubros, como el erradicar el rezago habitacional, planificar de manera sustentable los desarrollos habitacionales y acercar los créditos a personas vulnerables.

Además, insistió en que se debe facilitar el acceso al financiamiento a segmentos económicos de escasos recursos, quienes generalmente no son sujetos a crédito por la banca privada, entre otras estrategias que fortalezcan al sector.

Cerda Franco destacó que asegurar el acceso a la vivienda, permite a los mexicanos contar con un patrimonio propio y mejorar así su calidad de vida, la vivienda es un elemento determinante para el bienestar de las familias.

Además de que en términos macroeconómicos una población con hogares apropiados es símbolo de buena administración pública.

Reveló que pese a que el sector inmobiliario es uno de los motores del mercado interno, al generar miles de fuentes de empleo y ser detonador del crecimiento económico, aún no existe un verdadero impulso por las autoridades para que los mexicanos tengan acceso y posibilidades de tener una vivienda digna.

La diputada federal, integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, destacó que aunque el número de viviendas particulares habitadas en México pasó de 21.9 millones en 2000 a 28.6 millones en 2010, 31 por ciento de estas presentan rezagos en los servicios e infraestructura con los que cuentan.

A lo anterior, comentó que hay 36 millones de personas que carecen de una vivienda digna, según datos de la Secretaría de Hacienda, por lo que es importante asegurar los servicios de agua, drenaje, electricidad y recolección de basura.

Finalmente, refirió que el Artículo 4 de la Constitución señala que "toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa. La Ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo", por lo que el Estado tiene la obligación de cumplir con tal ordenamiento.