Listo el parlamento griego para primera ronda presidencial

El unicameral parlamento de Grecia efectuará hoy la primera de tres rondas posibles para elegir al nuevo presidente del país, con la perspectiva de que el partido Syriza, opuesto a las medidas de austeridad, llegue al poder.

El gobernante en coalición Nueva Democracia postuló a Stavros Dimas como su candidato presidencial, quien deberá de reunir no menos de 200 votos del total de 300 legisladores citados para las 19:00 hora local (17:00 GMT) de este miércoles.

El diario griego Tovima afirmó en su edición de esta jornada que el postulado, ex miembro de la Comisión Europea como comisionado de Medio Ambiente, tiene seguros entre 163 a 165 votos, aunque fuentes de Nueva Democracia esperan llegar a 180.

De acuerdo a la constitución griega, cualquier de las dos cifras sería insuficiente, lo que obligaría a la segunda ronda prevista para el 23 de diciembre, y si tampoco llega a los 200 parlamentarios se iría a la última ronda el 29 de este mismo mes.

En esa tercera ronda se necesitarían 20 votos menos, es decir, bastaría con 180 sufragios, pero si tampoco se logra esa cifra, el actual gobierno tendría 10 días para presentar su renunciar y convocar a elecciones generales.

En esa eventualidad un sondeo revelado este mismo miércoles muestra que Syriza tiene una intención de voto de 23.2 por ciento, mientras Nueva Democracia suma 20 por ciento.

Amanecer Dorado sumaría 6.1 por ciento en el mismo sondeo, mientras el Partido Comunista de Grecia le sigue con 4.9 por ciento, publicó la edición electrónica de Ekathimerini.

El Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), en coalición de gobierno con Nueva Democracia, suma 3.1 por ciento de intención de voto.

En una declaración a horas de la sesión parlamentaria, el primer ministro Antonis Samaras llamó a elegir a Dimas, no como una forma de apoyar a su gobierno, sino para defender la Constitución y como forma de respecto a la institución presidencial.

Grecia recibió un rescate por 240 mil millones de euros de los cuales le falta recibir la parte final que suma mil 800 millones de euros.

Syriza es vista como una fuerza extrema que ha cuestionado la serie de medidas de austeridad a que se comprometió Atenas para recibitr el rescate financiero, mismas que han desatado huelgas generales.