Urge PRD reforma al sistema financiero para beneficiar a ahorradores

El sistema financiero mexicano adolece de múltiples deficiencias y se caracteriza por enormes distorsiones que impiden que cumpla con los propósitos que en teoría le corresponden, ya que la banca comercial "da rendimientos muy bajos a ahorradores" y cobra a deudores tasas muy altas.

Aseveró la vicecoordinadora del PRD en el Senado, Dolores Padierna Luna, quien expuso que "la banca comercial es un excelente negocio para sus propietarios, pero no capta los recursos que debiera y no otorga los créditos que requiere la economía nacional".

En entrevista, dijo que es necesario concretar, antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones, una reforma al sistema financiero que haga más atractivo para los ahorradores el depósito de sus recursos en la banca comercial, a través de tasas pasivas positivas (por arriba de la inflación), con el objeto de incrementar la captación de recursos.

La integrante de la Comisión de Hacienda del Senado consideró que deben disminuirse los costos de comisiones y tarifas por el uso de servicios financieros y garantizar la reducción del diferencial entre tasas activas y pasivas, principalmente para el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas.

Padierna Luna afirmó que puede fortalecerse a la banca de desarrollo, incrementando sustancialmente su capacidad de financiamiento de las actividades económicas prioritarias para el desarrollo del país.

"Restituir la capacidad de la banca de desarrollo para operar como banco de primer piso, para atender directamente a la pequeña y mediana empresa", reafirmó.

La legisladora perredista añadió que "es indispensable desincentivar las inversiones financieras especulativas, mediante la aplicación de un impuesto de control a las transacciones bursátiles".

Aseguró que la participación de la banca de desarrollo es muy limitada para que sea una fuente de financiamiento suficiente y complementario del que otorga la banca comercial, sobre todo en el apoyo de los acreditados que no cumplen con los requisitos que ésta establece.

"La principal fuente de recursos de la banca comercial es la captación del público. En 2012, ésta ascendió a 2 billones 556 mil millones de pesos, equivalentes a 16.5 por ciento del PIB", indicó.

Con esos recursos, más otros obtenidos de créditos interbancarios, otorgó préstamos por tres billones 167 mil millones de pesos, equivalentes al 20.4 por ciento del PIB, detalló.

La senadora afirmó que la baja captación de recursos del público tiene su origen en los rendimientos negativos que la banca comercial paga a sus depositantes, para los que existen alternativas de inversión más atractivas.

"Así, la banca comercial compite en condiciones de desventaja con otros captadores de recursos, entre los que destacan los que emiten títulos de deuda en el mercado local. En 2012 se captaron, vía títulos de deuda, siete billones 16 mil millones de pesos, equivalentes a 45.3 por ciento del PIB", comentó.

Padierna Luna afirmó que "se pude concluir que los problemas de financiamiento del desarrollo no se deben a la escasez de recursos, sino a las deficiencias con que opera el sistema financiero".

Por ello, agregó, "se requiere de un cambio de fondo que permita utilizar de mejor manera los recursos disponibles en beneficio de la mayoría de los mexicanos y no de una minoría privilegiada".