Jura Napolitano para nuevo mandato como presidente de Italia

El presidente italiano Giorgio Napolitano prestó hoy juramento tras ser reelecto por el Parlamento el sábado pasado, en la primera vez en la historia republicana del país europeo en que un jefe de Estado repite mandato.

"No preveía la reelección, es un hecho legítimo, aunque excepcional", declaró el jefe de Estado, de 87 años de edad, en la solemne ceremonia celebrada en el Congreso.

Reconoció que un nuevo mandato "pone a prueba" sus fuerzas, pero dijo que "era necesario ofrecer al mundo una imagen de confianza y de cohesión nacional".

"Por esto no me he sustraído a la asunción de mi responsabilidad", afirmó.

Visiblemente conmovido, Napolitano agradeció por la confianza en su persona, aunque de inmediato pasó a acusar de irresponsabilidad a las fuerzas políticas, incapaces de ponerse de acuerdo tanto para formar al nuevo gobierno, como en elegir a un nuevo presidente.

"Son demasiadas las omisiones, los problemas y las irresponsabilidades entre las fuerzas políticas. No se encontró ninguna solución a las reformas institucionales", agregó.

"Espero que su aplauso no induzca a ninguna autoindulgencia", manifestó.

Denunció que "conveniencias, tacticismos e instrumentalismos condenaron los debates y las discusiones políticas y en el Parlamento a la esterilidad o a resultados mínimos".

También consideró "imperdonable" que no se haya cambiado la segunda parte de la Constitución, ni alcanzado acuerdo para cambiar la ley electoral, pues recordó que la ahora vigente es la que ha llevado a la ingobernabilidad.

Napolitano advirtió que en caso de que se vuelva a encontrar frente a la "sordera" de las fuerzas políticas, como la que se dio mientras mediaba en su intento de formar el gobierno, no dudará en "tomar medidas ante el país", es decir, amenazó con disolver ambas cámaras parlamentarias.

Aunque el mandatario fue reelecto para un nuevo periodo de siete años, aclaró que se mantendrá en el cargo hasta que la situación y sus fuerzas se lo permitan.

También exhortó al Movimiento 5 Estrellas (M5S), que se opuso a su reelección, a no contraponer la protesta de la plaza al Parlamento y recordó que el diálogo y la búsqueda de acuerdos son base de la democracia.

"Aprecio el compromiso del Movimiento 5 Estrellas en la Cámara de Diputados y en el Senado, ganándose el peso y la influencia que le espera, esa es la vía de una fecunda, aunque áspera dialéctica democrática y no aquella, aventurera y desviada, de la contraposición entre la plaza y el Parlamento", dijo.

La primera tarea del mandatario será la de buscar con las fuerzas políticas un acuerdo para la formación del gobierno, que se ha visto imposibilitada porque en las elecciones de febrero pasado, en las que la izquierda ganó por estrecho margen, ningún partido logró el control del Senado.