Asegura gimnasta José Vargas que el oro compensa horas de prácticas

El gimnasta mexicano José Vargas aseguró que la medalla de oro conseguida hoy es para él, en primer lugar, por todas las horas invertidas en sus entrenamientos, y luego para México porque estar en la gimnasia de trampolín es su pasión.

"Vamos a seguir mejorando cada día, ayer tuve un descuido y ahora fue un nuevo día y se pudo ver en la rutina", señaló el competidor regiomontano, quien va camino a lo que serían sus primeros Juegos Olímpicos, en Río de Janeiro 2016.

"Para el próximo año debemos ser mejores porque se tienen evento importantes como los clasificatorios a los Juegos Olímpicos, sé que es difícil, pero vamos a trabajar para conseguirlo", apuntó el gimnasta de 19 años de edad.

Recordó que sólo entre 30 y 40 segundos para definir una medalla, a cambio de muchas horas de entrenamiento, pero al final vale la pena porque son invaluables los momentos como estos, cuando se tiene el apoyo de la afición y escuchar el himno nacional.

"Son entre 30 y 40 segundos los que debo emplear para mis elementos, son 10 elementos en realidad, pero para mí son 11 porque el último brinco debe ser preciso para que los jueces otorguen mejor puntuación", expuso.

Destacó que para la obtención de la medalla de oro se tuvo un fuerte trabajo que se vio recompensado con la medalla de oro gracias a la labor que tiene con su entrenador Adrián Salas en Nuevo León.

"Es complicado buscar la clasificación olímpica, pero no imposible y si México ya tiene presencia internacional en olímpicos, también queremos hacerlo en la gimnasia de trampolín", afirmó.

"Esta medalla es para mí porque he tenido una intensa temporada y espero seguir preparándome porque esto es nuevo cada día", concluyó.