Vicepresidente de EUA aboga por los indocumentados

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, defendió hoy la legalidad de las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama y abogó por la causa de los inmigrantes indocumentados, incluidos 50 mil irlandeses.

Biden, hijo de inmigrantes procedentes de Irlanda que llegaron a Estados Unidos en las décadas de 1840 y 1850, hizo por ello un llamado a los republicanos para permitir un "voto justo" de una reforma migratoria que resuelva el problema de la migración de manera definitiva.

"Es hora de sacar a estas familias de las sombras, de eliminar el miedo diario de la separación y restaurar la separación y la rendición de cuentas, para millones de personas que viven entre nosotros", señaló en una opinión distribuida por la Casa Blanca.

Aunque el debate nacional de migración ha estado centrado en los indocumentados de origen latino, el Instituto de Política Migratoria (MPI) estima que alrededor de 450 mil inmigrantes no autorizados proceden de Europa y Canadá, así como unos 280 mil de China.

Entre las principales nacionalidades de inmigrantes que no proceden de América Latina figuran unos 100 mil canadienses.

Biden recordó que hace más de 500 días el Senado de mayoría demócrata aprobó una iniciativa de ley migratoria bipartidista que buscaba mejorar en la frontera, hacer más eficiente el proceso de migración y crear una ruta a la ciudadanía.

"Sería un parteaguas para nuestra economía, agregando 1.4 millones de millones de dólares a nuestra economía, reduciendo el déficit por casi 850 mil millones de dólares en 20 años y extendiendo dos años la solvencia del Seguro Social", explicó.

Desafortunadamente lamentó el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes que se rehusó a permitir un voto sobre la legislación a pesar de apoyo de ambos partidos.

En este contexto justificó la decisión del presidente Barack Obama al anunciar la semana pasada medidas administrativas que harán posible la legalización de unos cinco millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos.

"Es mi ferviente esperanza que el Congreso permitirá un voto justo de una iniciativa de reforma migratoria integral para resolver de manera permanente nuestro descompuesto sistema de migración. Esa es la solución de largo plazo", finalizó.