Disturbios en Ferguson por exoneración de policía blanco

La decisión de un gran jurado de no abrir proceso criminal al policía blanco Darren Wilson, que asesinó al adolescente afroamericano Michael Brown en agosto, detonó el caos y disturbios callejeros en la ciudad de Ferguson, Misuri.

Un grupo de manifestantes, ataviados con sudaderas con capucha y usando pañoletas para cubrirse el rostro, trataron de volcar una patrulla y lanzaron piedras y botellas contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Los proyectiles con gases cayeron a los pies de un equipo de periodistas de la cadena CNN que se encontraba transmitiendo en vivo, los cuales suspendieron temporalmente su aparición para refugiarse y colocarse máscaras antigases.

Al menos un vehículo de la policía que se encontraba en las inmediaciones de las oficinas de la fiscalía de St. Louis, donde se dio lectura a la decisión del gran jurado federal, fue incendiado por los manifestantes.

Las cuadrillas policiales avanzaron hacia la multitud a bordo de vehículos blindados. Los gases tuvieron el efecto de dispersar momentáneamente a los manifestantes.

Testigos presenciales escucharon la detonación de varios disparos, aunque sin poder determinar la procedencia.

Algunas de las calles de Ferguson se convirtieron en escenario de una gigantesca cortina de humo.

Luego del anuncio del gran jurado, en un mensaje desde la Casa Blanca, el presidente Barack Obama reconoció que la decisión podría causar una gran decepción para muchas personas en la comunidad.

"Habrá quienes coincidan con esa decisión y ahora otros que estarán profundamente decepcionados, incluso molestos", señaló.

Sin embargo hizo un llamado a los manifestantes para expresar su frustración de manera constructiva y no a través del lanzamiento de piedras o botellas.

El gran jurado decidió no procesar al policía blanco Darren Wilson en conexión con la muerte del adolescente afroamericano Brown, ocurrida en una calle de Ferguson, Misuri, el pasado 9 de agosto.

El fiscal del condado de St Louis, Robert McCulloch señaló que un jurado de nueve personas blancas y tres afroamericanas determinó que no existe "causa probable" para abrir proceso criminal al agente de la policía local.

"Esta decisión no será aceptada por algunos y causará gran decepción a otros, pero todas las decisiones del sistema criminal de justicia se basan en evidencias físicas y científicas", señaló.

McCulloch sostuvo que el jurado tuvo oportunidad de revisar tres autopsias separadas, incluida una del Departamento de Defensa, así como centenares de fotografías, evidencia física y evaluar posibles delitos, desde homicidio involuntario a asesinato en primer grado.

La familia de Michael Brown se declaró "profundamente decepcionada" por la decisión del gran jurado.

La muerte del adolescente generó en las últimas semanas violentos disturbios en las calles de la ciudad, lo que motivaron la declaratoria de un estado de emergencia y la movilización de la Guardia Nacional desde la semana pasada.