Alista Texas demanda contra acción ejecutiva de Obama en inmigración

El gobernador electo de Texas, Greg Abbott, dijo hoy que el presidente Barack Obama violó la Constitución de Estados Unidos con la orden ejecutiva emitida para evitar la deportación de unos cinco millones de indocumentados.

Asimismo, advirtió que espera interponer dentro de dos semanas una demanda legal para frenar esa decisión.

Abbott, quien aún se desempeña como procurador general de Texas, dijo que su dependencia investigan y prepara el caso, para interponer la demanda en contra de la decisión presidencial.

La demanda se orientaría llegaría, de ser necesario, a la Suprema Corte de Justicia, para que determine si el presidente tiene poder ejecutivo para eludir al Congreso y promulgar medidas como la de ofrecer un estatus legal temporal a millones de indocumentados.

Abbott dijo que la demanda deberá definir el alcance y limitaciones de los poderes presidenciales. "Creo que es importante enfatizar en que estoy atendiendo esto como una cuestión jurídica, y no como un asunto político", dijo Abbott.

"El presidente ha cruzado la línea de la política de poner en peligro la estructura constitucional", indicó Abbott en rueda de prensa este lunes en Austin, capital texana. "No importa cuál sea tu posición en el tema de la inmigración", dijo.

"Casi todo el mundo está de acuerdo de que el sistema de inmigración en Estados Unidos está roto y de igual forma casi todos estamos de acuerdo en que la acción ejecutiva no es la manera de arreglarlo. El presidente debe seguir las leyes como cualquier otro", señaló.

Aseguró que la acción del presidente Obama viola dos secciones de la Constitución de Estados Unidos, incluida la denominada cláusula que requiere que el presidente cuide y ejecute las leyes y la de la Ley de Procedimientos Administrativos.