Presentan en Gijón francesa "Mil noches, una boda (Party Girl)"

La película francesa "Mil noches, una boda (Party girl)" se exhibió hoy en la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de Gijón, con la historia de una mujer de cabaret envejecida y basada en un hecho real.

La cinta, rodada a seis manos, dado que fue dirigida por Claire Burger, presente en esta ciudad del norte de España y por Marie Amachoukeli-Barsacq y Samuel Theis, narra la historia de "Angélique", que en la vida real es madre de éste último, aunque fue una historia muy pensada y muy elaborada para no ser necesariamente autobiográfica.

"Angélique" es una mujer que, a sus 60 años, trabaja aún como gancho en un cabaret cercano a la frontera alemana y que se tendrá que enfrentar a una de las decisiones más importantes de su vida, casarse y cambiar su mundo.

Los directores buscaron enfocar la historia desde un estilo cercano al documental a través de la cámara, con una luz que diera sensación de ultrarrealismo.

Burger, de nacionalidad francesa, señaló que "aunque la película se base en la vida de la madre de "Samuel", desde el principio vimos a la protagonista como un personaje más de la película".

"Al ser la historia de la vida de ´Angélique´, se trataba de un tema delicado de filmar, aunque ella no sienta ninguna vergüenza por la vida que ha vivido".

La directora anotó que la cinta tuvo sus dificultades y tardó casi cinco años en ser finalizada.

Resaltó el nivel de confianza y amistad entre los tres directores, con lo cual "fuimos el triple de eficaces, pero siempre digo que así como hay tres cerebros que dan ideas, también hay tres egos que pelean".

Sin embargo, "fuimos capaces de llevarla a cabo gracias a que los tres directores somos muy cercanos y la vida personal se ha mezclado con la profesional".

Ante ello, Burger adelantó que es quizá el último trabajo juntos que hagan en un buen tiempo, pues cada uno de ellos tiene que tomar distancia para desarrollar su vida personal y otros proyectos, aunque en el futuro podrían volver a unirse, aunque "por el deseo de estar juntos y no por obligación".

"Mil noches, una boda" (Party girl) abrió la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes de este año, donde ganó la Cámara de Oro y el Premio al Mejor Reparto.