Presupuesto 2015 para el campo mexicano será de 93 mil mdp

El gobierno federal canalizará en 2015 recursos por 93 mil millones de pesos al sector agropecuario y pesquero del país, a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

El subsecretario de Desarrollo Rural de la Sagarpa, Juan Manuel Verdugo Rosas, mencionó lo anterior y detalló que los recursos aprobados dentro del paquete económico del gobierno federal se destinarán a impulsar la productividad.

Entrevistado en el marco del foro "Esquema de aseguramiento para la protección de disponibilidad de pasto en los agostaderos", el funcionario federal subrayó que "se pretende quitarle el sentido de subsidio y darle sentido de incentivo a la producción".

Los recursos que se canalizarán al sector rural del país, explicó, son un incentivo a la producción, más que un regalo o un apoyo sin sentido, porque se busca que su aplicación tenga una finalidad en la producción.

Verdugo Rosas destacó que la Sagarpa está en un proceso permanente de cambio dentro de lo que se ha denominado la reforma integral del campo, la cual enmarca modificaciones en lo administrativo respecto a los programas de la dependencia.

"Estamos esperando los tiempos del Congreso de la Unión para que en la agenda legislativa entre a debate la reforma legal del campo", expuso.

Por otra parte, refirió que para Sonora este año se destinaron recursos federales por 800 millones de pesos, a través de los diversos programas de la Sagarpa y se busca que en 2015 se alcance una derrama de 900 millones de pesos.

El presupuesto que se destine al estado, a través de la dependencia federal, dependerá en gran medida de la denominada concurrencia que consiste en las aportaciones que realice el gobierno estatal.

Comentó que algunas veces los gobiernos estatales "no tienen la velocidad, la oportunidad o los recursos para hacer sus aportaciones" por sus necesidades, "pero tiene mucho que ver la iniciativa que tengan los gobiernos de los estados", dijo.

Citó como ejemplo que en algunos programas ambos niveles de gobierno aportan un peso, en otras ocasiones 50 por ciento en cada caso o bien 60 y 40 por ciento, incluso en ocasiones la federación aporta 80 por ciento y el estado el restante 20 por ciento.