José Sarney evita mezclar la política y la literatura

El ex presidente de Brasil, José Sarney, afirmó hoy aquí que a pesar de su experiencia de décadas en la política de su país evita mezclar esa pasión con la literatura, al ser dos cosas diferentes "como la tierra y el aire".

En entrevista con Notimex, con motivo de la presentación de su nuevo libro "La duquesa bien vale una misa" (Fondo de Cultura Económica), el autor aclaró que sin embargo esa experiencia política le ha ayudado a crear historias, escenarios y personajes.

"Todo escritor tiene su vida para crear historias a partir de lo que hay en ella, y en mi caso la experiencia de la política está junto con la profesión, la familia, las personas, todas las cosas que influencian en la construcción de una historia y los personajes", dijo.

"Nunca he colocado la literatura con tema político ni la política con la literatura, son dos cosas que nunca debe estar juntas", apuntó al considerar que la ficción presente en la literatura está en las cabezas de las personas, y la política más ligada a los hechos.

"Son dos cosas muy diferentes, una tiene la tierra y la otra tiene el aire. No es algo que critico (de quienes sí lo hacen) pero yo no lo hago", refirió el ex mandatario que gobernó entre 1985 y 1990.

Explicó que después de "La duquesa bien vale una misa" le gustaría escribir una novela sobre la vejez, que es la experiencia que vive actualmente.

De su reciente obra, Sarney recalcó que es la continuidad de libros escritos de ficción, y otros de cuentos, poesía, ensayos políticos en sus 60 años como político y escritor.

Recordó que el libro es la historia de un joven enamorado de una pintura y de su personaje: la duquesa de Villars, amante del rey Enrique IV de Francia, quien en 1593 pronunció la frase "París bien vale una misa".

Sarney comentó que el libro se centra no sólo en la obsesión del joven por amar a la duquesa, sino en la historia del cuadro "Gabrielle d´ Estrées con la duquesa de Villars", de la Escuela de Fontaibleau, que ha dado pie a muchos estudios y copias.

"Era la oportunidad de contar una historia desde Brasil y a la vez la vinculación con Francia es por el cuadro, pintado en lugar donde el rey Enrique IV pasaba sus vacaciones", subrayó.

"Es también un libro de pasiones, por el dinero, por la mujer, por el poder, la herencia, la burguesía, los valores de la burguesía, los valores de la familia y su disolución", reflexionó.

"Es libro de nuestro tiempo que contrasta con los anteriores libros regionales de Brasil profundo y viejo que he escrito. Esta es una historia más urbana; me aventuré a hacerla", agregó.

"La duquesa bien vale una misa" se presentará este martes en la Casa de América en Madrid a cargo del embajador de Brasil en España, Paulo de Oliveira Campos, y el crítico literario español Antonio Maura.