Unión Interparlamentaria llama a proteger a niñas de toda violencia

La Unión Interparlamentaria (UIP) hizo hoy un llamado a intensificar los esfuerzos para proteger a las niñas de todo tipo de violencia, con el fin de que uno de los grupos más vulnerables de la sociedad tenga un futuro libre de abuso.

La UIP pidió a los Parlamentos y parlamentarios de todo el mundo que adopten de manera urgente las medidas necesarias para poner fin a la violencia contra las niñas, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que tendrá lugar mañana.

La organización señaló en un comunicado que en todos los países del mundo las niñas se enfrentan a algún tipo de violencia.

Además del abuso sexual, físico o emocional que padecen las mujeres, millones de niñas son víctimas del matrimonio precoz, la mutilación genital femenina (MGF) y otras prácticas lesivas, apuntó.

Las cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la magnitud del problema son alarmantes, subrayó la UIP.

Una de cada tres niñas de entre 15 y 19 años ha sido víctima de la violencia por parte de su esposo o pareja.

Asimismo, a nivel mundial, casi el 50 por ciento de todas las agresiones sexuales son cometidas contra niñas de 15 años o menores.

El matrimonio infantil aún es una práctica habitual. En la mayor parte del mundo en desarrollo, el 34 por ciento de las niñas ya han sido casadas a los 18 años, una de cada siete antes de cumplir los 15 años, de acuerdo con el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Agregó que a pesar de que existe una mayor conciencia en torno a la mutilación genital femenina, según las agencias de la ONU 3.3 millones de niñas sufren cada año el riesgo de ser sometidas a esta práctica.

Además, el secuestro de cientos de colegialas en Nigeria este año, la violación, el matrimonio forzado y la esclavitud sexual de niñas en Irak y Siria, han contribuído a hacer pública la violencia contra las niñas en situaciones de conflicto armado.

Las consecuencias para la salud de las víctimas son devastadoras, afirmó la UIP.

En el caso de las niñas que contraen matrimonio, por ejemplo, la tasa de mortalidad relacionada con el embarazo duplica a la de las mujeres de entre 20 y 30 años, lo que subraya la necesidad de respuestas concretas en las políticas de salud materna e infantil.

"Si bien ha habido una lenta pero creciente tendencia a poner fin a la violencia contra las mujeres, hay un vacío real en la legislación que aborda específicamente este flagelo. El mundo necesita despertar y poner fin a esta situación de forma urgente e integral", afirmó el presidente de la UIP, Saber Chowdhury.

Aunque algunos países como Burkina Faso y Etiopía cuentan con legislación contra la mutilación genital femenina, existen demasiadas lagunas legislativas a nivel mundial para luchar con eficacia contra la violencia hacia las niñas.

La UIP instó a los Parlamentos "a derogar las leyes que alimentan este tipo de violencia y a asegurar que los responsables sean llevados ante la justicia".

Esto incluye las leyes que permiten a un violador evitar sanciones si se casan con la víctima, dijo Chowdhry.

La UIP está trabajando para fortalecer la acción parlamentaria en materia de violencia contra las mujeres y las niñas, por lo que ha iniciado la movilización de los parlamentarios asiáticos para presionar a sus gobiernos a que apliquen con eficacia las leyes existentes.

Entre los siguientes pasos de la UIP en esta dirección, mañana 25 de noviembre, en la sede de la ONU, en un evento conjunto con ONU Mujeres y el World Future Council, se señalarán geográficamente las lagunas legislativas en materia de violencia de género y se identificarán las políticas prometedoras en este terreno.

"Los Parlamentos tienen la responsabilidad y el poder de proteger a las niñas. Las soluciones existen'', añadió la UIP.