Sulema Urbina, con puños que cimbran a Veracruz

Su mediana figura la hace ver como una chica frágil, pero cuando sube al ring se transforma en una guerrera que con su puño derecho hace que su oponente se desequilibre. Es Sulema Urbina que está en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 por la medalla de oro.

La sonorense, quien pelea en la división de los 5 kilos, cuenta que su pasión por el boxeo se dio gracias a sus hermanos mayores, entre ellos Alexis, que tuvieron un gimnasio para enseñar este deporte y como ella se quedaba sola en casa, pidió que la llevarán a entrenar.

"Tenía 11 años cuando pedí, rogué que me llevarán a entrenar box, me dijeron que no, que no estaba hecha para eso y que mejor me dedicara a otra cosa", dijo.

Sulema, quien la temple y dedicación lleva en el nombre de origen árabe, comentó que aquellos días de gimnasio en su estado natal -Sonora- eran casi de sacrificio porque con sus hermanos tenía que rogar, casi ponerse de rodillas, para que la incluyeran a los entrenamientos; pero conforme avanzó el tiempo ya era como una rutina ir a dar golpes a la pera, correr y sudar, además de agarrar técnica.

"Mi hermano Alexis me entrenó, me enamoré del boxeo desde los 11 años de edad. Y Puedo decir que estar en el ring me motiva mucho", asentó.

Considera que el boxeo es un deporte celoso, el cual requiere una dieta estricta, pero sobre todo, concentración, porque "si pierdes un momento de vista al oponente, no sabes lo que puede pasar allá arriba".

Por eso Sulema está segura de llegar a la final de la cita mesoamericana porque confía en sus puños, pero sobre todo, en su estilo y técnica para llevarse a las rivales.

"Cada que subo al ring agradezco a Jehová, que me dé la oportunidad de estar aquí, de poder. De que me cuide y no me pase nada", mencionó.

Apuntó que además tiene quien la cuide desde el cielo, a su hermano Alexis, quien falleció hace un año y del que extraña sus enseñanzas, "él me entrenaba, también boxeaba y por eso cada vez que tengo una pelea se la dedico, porque siempre está en mi mente todos los días".

Ella se considera una guerrera y como su nombre lo dice, tiene el temple para lograrlo y con sus puños hace cimbrar el suelo veracruzano.