Atención a mujeres víctimas de violencia en Mérida aumenta 40%

La atención a mujeres que acuden al Instituto Municipal de la Mujer, para tratar de resolver algún tema de violencia de pareja o en la familia, ha aumentado 40 por ciento en los últimos 18 meses, informó su directora, María Herrera Páramo.

En entrevista con Notimex, en vísperas del Día Internacional de la Violencia contra la Mujer, que se conmemorará este 25 de noviembre, la especialista indicó que cada vez son más las mujeres que "empiezan a entender que la violencia contra ellas es un delito y que no se trata de una situación con la que tengan que sobrellevar sus vidas".

La funcionaria refirió que hasta mediados de 2013 se atendía de 290 y 300 mujeres en promedio al mes, quienes se acercaban a pedir información sobre los servicios municipales en temas de violencia intrafamiliar.

En la actualidad, continuó, reciben apoyo jurídico 400 mujeres, con la finalidad de buscar una solución al problema a que se enfrentan en el hogar, que en la gran mayoría de las veces es con su cónyuge.

"La gran mayoría de las que acude a pedir ayuda sufre episodios de abuso con sus maridos, que van desde la violencia emocional, económica y física extrema", añadió.

Herrera Páramo señaló que aunque dan seguimiento a cada una de esas quejas o solicitudes de servicio, no todas terminan en denuncia en contra del agresor.

Ello, explicó, ya que "sigue pesando el hecho de que el victimario es el padre de sus hijos y no quieren perjudicar a sus hijos al denunciar a su papá".

Sin embargo, señaló que es una realidad que muchas mujeres entienden que la violencia no es algo normal, ni sano y por el contrario, ponen en riesgo su integridad y la de su propia familia.

Sobre este mismo tema de violencia, pero en contra de los hombres, indicó que aunque cada vez se conocen más casos, lo sistémico es que sean ellos los que violentan a las mujeres en la gran mayoría de las áreas sociales y productivas.

"Tanto en los hogares, como en los centros laborales, una gran cantidad de casos que se conocen son de hombres que agreden a mujeres, aunque tampoco se puede negar que sucede lo contrario, pero la realidad es que son mínimos", subrayó.

Por eso, la mayoría de las acciones preventivas que han emprendido tanto los municipios como otras entidades de gobierno, están enfocadas a realizar programas de concientización y prevención hacia la población masculina.

Expuso que en la capital yucateca operan dos refugios para albergar y ayudar a víctimas de violencia extrema, uno es administrado por el ayuntamiento de Mérida y el otro por una organización civil.