Ciclista colombiano Quintana hace balance de un fructífero año

En la recta final de un gran año que se vio mermado por una fractura en el hombro, el ciclista colombiano Nairo Quintana analizó sus logros y ya piensa en el calendario de 2015, de ser posible, con el mismo equipo.

El pedalista "cafetero" alcanzó la gloria con los títulos del Giro de Italia, la Vuelta a Burgos y el Tour de San Luis, sin embargo un par de caídas en la Vuelta a España le privaron de sumar otro trofeo a su ascendente palmarés.

Justo cuando marchaba como líder de la "ronda ibérica" Quintana, de 24 años, se retiró por lesión y en ese momento terminó un formidable 2014.

"Así pasan las cosas. Aunque hubiera ganado cosas muy buenas, como el Giro, no fue la mejor forma de terminar el año. No sé si la habría ganado (la Vuelta), pero habría estado muy, muy cerca. Y como había dicho al comienzo, el más fuerte era el que yo pensaba (Alberto Contador), mi favorito era ese", indicó.

Sin caer en señalar culpables sobre su abandono, el elemento del Movistar ya dejó atrás ese amargo pasaje en su trayectoria y se frota las manos para encarar el próximo año, aunque aún no decide cuál o cuáles de las llamadas "grandes" correrá.

"Hablamos Eusebio (Unzue, director del Movistar) y yo, pero la última palabra la tiene él. No sé si en 2015 se enfocará más en la Vuelta o en el Giro, aparte del Tour. Si me dice que hay que hacer Giro antes, me lo pensaría, pero tampoco me disgusta", confesó en entrevista con el periódico "El País".

"Antes que hacer las dos (competencias) a medias es mejor no hacer ninguna. Hay que hacer una y bien hecha, aunque en la Vuelta, que se ha vuelto muy apetecible para todos, nunca me ha ido bien y tengo una revancha pendiente", añadió.

En este sentido, se dio tiempo para opinar acerca del tan polémico trazado para el Tour de Francia y pese a que se dijo que le favorecía a un especialista en las escaladas como él, también dejó entrever que no está encantado del todo.

"El pavés creo que hace mucho daño. Puede pasar como este año, en que cayó un favorito para la pelea (Chris Froome). Lo harán para poner más emoción, pero puede pasar lo contrario. Muchas veces los recorridos dificultosos ponen en riesgo a los deportistas, y es una cosa inhumana en una carrera de tres semanas", aseveró.

En cuanto a sus compañeros para el año venidero, Quintana aseguró que le encantaría mantener a la escuadra, que tanto le ayudó a conseguir los galardones que lo catapultaron a ser uno de los mejores del mundo.

"Tengo unos cuantos que me han ayudado con todo el gusto y siempre me han sido muy fieles. Y si yo puedo echarles una mano, como a (Fran) Ventoso, que me hizo un gran Giro y aún vale bastante, para su renovación, se la echo. Esto tiene que durar varios años", sostuvo.