Briseida Acosta acepta que ganar en Centroamérica ya es difícil

Para la mexicana Briseida Acosta ganar en Centroamérica ya es complicado, porque las rivales están entre las mejores del mundo y en el torneo de taekwondo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 no fue la excepción.

"Siempre lo he dicho que estas competidoras no son cosa fácil, no serán las mejores del mundo, pero están como si lo fueran", afirmó la sinaloense, quien en la pelea contra la cubana Lisbeilys Ferran le ganó por 7-5, por lo que se mostró feliz, no sólo en lo personal, sino en lo colectivo.

Comentó que se encuentra muy emocionada, porque su papá le dijo que estaba para ganar la medalla, "desde algún lugar de las tribunas escuche su grito de aliento".

Destacó que la entrenadora de origen turco, Gulsah Kuscu, la alentó a buscar el triunfo, a pesar de que en algunos momentos se pudo haber perdido, "un año perfecto porque se tuvieron varios pódiums y esperamos cerrarlo mucho mejor en el Grand Prix del próximo mes en Querétaro".

Acosta indicó que en los primeros dos episodios estuvo a punto de perder la pelea, debido a los descuidos presentados, pero su deseo de estar con la medalla de oro en el cuello, era más que darse por vencida.

"Ir con cuatro puntos abajo cuando falta poco para terminar no se puede pensar en la derrota, porque esto no termina hasta el último segundo y eso se vio en este combate", añadió.

Calificó a la afición de México como la mejor del mundo, por la entrega que tiene cuando un atleta está en el escenario.