Educación diferenciada promueve entornos de violencia

La educación diferenciada inculcada en los menores en casa promueve un entorno de violencia física y psicológica hacia la mujer, el cual es percibido "como un hecho natural", afirmó el académico de la Universidad Iberoamericana (UIA), Edgar Navarro.

En su libro "Nuevas formas de relación en la sexualidad humana", el experto del Área de Reflexión Universitaria (ARU) de esa casa de estudios explicó que los varones asumen su violencia como si fuera parte de su naturaleza masculina, con aceptación.

En un comunicado, Navarro Garfias señaló que "en cambio, las mujeres son educadas para ver la violencia como un comportamiento antisocial, pero aceptable desde la postura de receptora".

De acuerdo con información de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en México la violencia practicada por los hombres contra las mujeres no sólo es física; y la mitad fueron sometidas a violencia psicológica.

Asimismo, sólo una de cada 10 mujeres que sufrieron violencia por su pareja emite una denuncia, ya que lo considera "un hecho insignificante".

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Navarro Garfias explicó la importancia que tiene el poder que los hombres ejercen sobre las mujeres, ya que se manifiesta en una autoridad utilizada para disfrazar la violencia de género.

"Esta autoridad generalmente es mostrada como una máscara de la violencia, pues si autoridad es controlar, y controlar es subordinar, la autoridad manifestada en las relaciones conyugales estará impregnada de violencia", expresó el profesor de la materia Pareja, matrimonio y familia en la UIA.