Exposición "Semillas de vida..." llega a Coahuila

La cosmovisión mesoamericana sobre la intimidad, los ciclos de la vida y la dualidad hombre-mujer es plasmada en la muestra "Semillas de vida. La sexualidad en Occidente", que a partir de mañana se presentará en el Museo Regional de La Laguna, en Torreón, Coahuila.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explicó en un comunicado que luego de su presentación en el Museo del Templo Mayor (MTM), 22 piezas se suman a las 188 mostradas en el recinto capitalino para su exhibición en la comarca lagunera.

Piezas de barro, piedra y concha, procedentes de los museos regionales de Guadalajara, Michoacán y Colima, así como del Museo Soumaya, son parte de la muestra.

De acuerdo con el arqueólogo Daniel Ruiz Cancino, curador de la muestra, los habitantes del Occidente entendían la sexualidad y la representaban en sus manifestaciones plásticas llenas de rasgos simbólicos.

"También tenían la noción del sexo como placer pero, a partir de la investigación que se realizó para la exposición, se puede deducir que su principal finalidad era la del principio y el fin de las cosas: el ciclo básico de la vida", refirió.

De las 22 piezas agregadas a la muestra, Ruiz Cancino destacó cinco esculturas en piedra, de entre 50 a 70 centímetros, que provienen de los estados de Michoacán y Jalisco.

"Entre ellas sobresale un monolito de 80 centímetros de alto, que data del periodo Clásico (200 a.C.-900 d.C.), una escultura de tipo espiga cuyo personaje tiene el sexo descubierto, de tal modo que, al hundir la espiga en el suelo, el pene queda al ras de la superficie como una alegoría de la fecundación de la tierra".

También se presenta cerámica con variantes de los estilos Comala, Ortices-Tuxcacuesco, Lagunilla, así como cinco variedades estilísticas michoacanas.

Se incluyen vasijas estilo Aztatlán, que datan del periodo Posclásico (900-532), provenientes de Sinaloa, algunas de ellas con decoración policroma con representación de aves que aluden a lo masculino.

También destaca la figura en piedra de un joven masturbándose, que data entre los periodos Clásico Final (600-900 d.C) y el Posclásico Temprano (900 - 1200 d.C.), cuyo estilo, manufactura y rasgos estilísticos ubican su procedencia en los Valles Centrales de Jalisco.

"Semillas de vida. La sexualidad en Occidente" incluye reproducciones fotográficas de petrograbados hallados en los municipios jaliscienses de Mascota y Tuxcueca, que representan los genitales femeninos tallados en piedra.

La exposición está conformada por ocho núcleos temáticos: "Cuerpo y desnudez", "Los géneros y su rol", "Mujer y fertilidad", "Un mundo dual", "El hombre y el culto fálico", "Simbolismo de lo femenino", "La Conquista y el cambio" y "Sepulturas, reflejo de la dualidad sexual".