Avanza en ONU posible juicio a Norcorea por crímenes contra humanidad

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio hoy el primer paso para que la Corte Penal Internacional (CPI) juzgue los presuntos crímenes contra la humanidad del gobierno de Corea del Norte contra su población.

La Asamblea General votó en uno de sus comités una resolución en que "alienta" al Consejo de Seguridad a que "tome medidas apropiadas para asegurar la rendición de cuentas, incluso considerando la posibilidad de remitir la situación" de Norcorea a la CPI.

La resolución, propuesta por la Unión Europea y Japón, es el intento más serio realizado hasta ahora por la comunidad internacional para poner freno a los abusos de que se acusa al régimen de Corea del Norte contra sus ciudadanos.

Aprobada por 111 votos a favor, 19 en contra y 55 abstenciones, el documento fue elaborado luego que la Comisión de Investigación de la ONU para los derechos humanos en Corea del Norte emitió en febrero pasado un crítico informe sobre la situación en ese país asiático.

El informe había asentado que "la gravedad, escala y naturaleza de las violaciones revelan un Estado que no tiene ningún paralelo en el mundo contemporáneo", culpable de ordenar desde los más altos niveles del gobierno "crímenes inefables".

La lista de crímenes contra la humanidad cometidos en ese país incluyen exterminio, asesinato, esclavitud, tortura, violación, abortos forzados y otra clase de violencia sexual, así como persecución política, religiosa, racial y de género, entre una larga lista de abusos extremos.

Tras la aprobación de la resolución, el Consejo de Seguridad tendría que referir la situación de Corea del Norte a la CPI, que es el órgano encargado de investigar la comisión de crímenes de guerra, contra la humanidad y el genocidio en el mundo.

La única manera en que la CPI puede investigar estos crímenes, si es que un país no es uno de sus miembros parte, como en el caso de Norcorea, es mediante una referencia del Consejo de Seguridad.

La referencia del Consejo de Seguridad, sin embargo, parece poco probable dado que tanto Rusia como China, que tienen derecho de veto como miembros permanentes de este órgano de la ONU, votaron hoy contra el documento.

Organismos de derechos humanos celebraron la aprobación de la resolución y urgieron al Consejo de Seguridad a referir la situación de Corea del Norte a la CPI.

Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, expresó que el Consejo de Seguridad debe impulsar la investigación de la "larga lista de crímenes contra la humanidad" cometidos por el gobierno de Corea del Norte.