Estados Unidos condena secuestro de general colombiano por las FARC

El gobierno de Estados Unidos condenó hoy el secuestro del general colombiano Rubén Darío Alzate por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ocurrido el pasado fin de semana.

"Condenamos el secuestro del general brigadier Alzate y de su compañero de viaje el pasado 16 de noviembre, en particular debido a los esfuerzos de paz en curso por parte del gobierno colombiano", señaló Jeff Rathke, vocero del Departamento de Estado.

Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, fue secuestrado junto con el cabo segundo Jorge Contreras y la abogada de esa unidad, Gloria Urrego, en un retén de las FARC en el río Atrato.

Ese mismo domingo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió de manera temporal el inicio de una nueva ronda de negociaciones en La Habana hasta que los secuestrados sean liberados.

Rathke no quiso opinar sobre la decisión de Santos y reiteró la condena al secuestro ocurrido en medio de los esfuerzos del gobierno colombiano para lograr la paz.

Por su parte, el grupo armado prometió este martes respetar la vida de Alzate a fin de contribuir a una "pronta y sensata" solución del incidente que motivó la suspensión temporal del diálogo de paz.