Descartan renuncia de Navarrete a dirigencia nacional de PRD

El coordinador de la bancada del PRD en el Senado, Luis Miguel Barbosa Huerta, descartó que el Consejo Nacional avale la renuncia de Carlos Navarrete como presidente nacional del partido, como lo planteó Cuauhtémoc Cárdenas.

En entrevista, el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) refirió que ante la postura de Cárdenas Solórzano, dije que "tenía que tomarse como un punto de inflexión, como un punto de partida, y que la dirección política tenía que reconocer la grave crisis por la que transita el PRD".

Barbosa Huerta reconoció que el Consejo Nacional perredista no va a resolver nada al respecto.

Reconoció que al PRD le hace falta presentar salidas "muy fuertes" para recuperar la percepción de la gente como un partido honesto, un partido transparente, un partido ético, un partido que hace suyos los valores de izquierda y que se presenta como un alternativa electoral importante.

"De otra forma, no tenemos destino como partido", dijo el legislador perredista, quien insistió en que el Consejo Nacional "está dominado por fuerzas políticas que luego sus decisiones no son precisamente las que tienen que ver con el destino correcto del partido".

"El Consejo tiene que deliberar una salida, y en la salida tienen que estar todos; no acuerdos de intereses", advirtió.

Por su parte, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Silvasno Aureoles, rechazó que la renuncia de Carlos Navarrete a la dirigencia nacional del PRD sea la solución a los problemas que enfrenta el partido.

En entrevista, sostuvo que "los errores los cometen los humanos, no las instituciones", por eso ya "es tiempo de que todos asumamos el papel que nos toca y con ese espíritu la dirigencia nacional debe tomar con mucha responsabilidad y autocrítica en el tema".

En el marco de la celebración del 190 Aniversario de la ciudad de México, dijo que comparte las preocupaciones que expresa Cárdenas Solórzano en la carta que le envió a Navarrete, con excepción de la renuncia.

En ese sentido, Aureoles Conejo afirmó que está demostrado que dejar el cargo no es la solución de los problemas y así quedó demostrado con la renuncia del ex gobernador de Guerrero.

El legislador perredista resaltó que el PRD superará los obstáculos y saldrá adelante, porque México requiere un partido de izquierda sólido y fuerte que representa la esperanza de millones de mexicanos.