Alistan estrategia para recuperar mercados públicos en DF

El Gobierno del Distrito Federal prepara una estrategia para recuperar los 326 mercados públicos de la ciudad y hacerlos más competitivos, informó el coordinador interinstitucional de la Secretaría de Cultura capitalina.

Entrevistado en el marco del Segundo Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana, luego de ofrecer una charla sobre los mercados públicos de la ciudad, dijo que la idea es hacer una Declaratoria de Patrimonio, con la intención de devolverle identidad y orgullo a los mercados.

Reconoció que esos lugares han perdido vitalidad e importancia como centros de abasto comercial, pero también de cohesión social y cultural que tuvieron desde los años 30, con modelos como el Mercado Martínez de la Torre, que incluía escuela, teatro, murales, y guarderías.

La intención es devolver a los mercados su relevancia económica para el barrio y para la ciudad, pero también su papel como articuladores de la vida urbana, para lo cual hace falta remodelarlos y convencer a muchos locatarios de que se salgan de su "nicho de confort".

Para ello, la Secretaría de Cultura prepara una estrategia para que los mercados reciban la Declaratoria de Patrimonio del Gobierno del Distrito Federal, que incluye una parte cultural intangible, como el pregón, el regateo, el giro idiomático y la comunicación entre marchantes y locatarios.

En la modernización de los mercados, incluye dotarlos de estacionamiento, reordenar pasillos, meter una suerte de "carritos", "porque después de cargar 10 kilos de jitomates en una bolsa ya no es práctico" y que el cliente pueda pagar con tarjeta de débito o crédito.

Respecto a esta última parte, Marcos Rascón señaló que se traba en una propuesta para crear un premio económico importante, con apoyo de la iniciativa privada, el sector social y el gobierno que se entregaría para el mejoramiento físico de los mercados.

Se estudia la posibilidad de crear un carnaval, donde cada mercado -con la participación de locatarios, usuarios y vecinos-- prepare un carro alegórico con un tema y que los mejores reciban el premio económico, para usarse en el mejoramiento de las instalaciones.

La pérdida de competitividad de los mercados públicos frente a las tiendas de autoservicio es grave, casi 35 de ellos están abandonados y, en promedio, el 50 por ciento de los puestos en los que sí funcionan, se encuentran vacíos.

En ese sentido, urge recuperar estos centros de abasto, que ofrecen mercancía nacional más fresca, diversa y barata que en el supermercado, pero tienen problemas de horario, limpieza y resistencias de locatarios, que no quieren perder privilegios o están "cómodos" en sus nichos de mercado.

La estrategia es integral e incluye recuperar el orgullo de la población respecto a su barrio y su mercado, que debe recuperar su importancia como centro de cohesión social, con actividades culturales complementarias a la parte estrictamente de distribución de mercancías.