Asesorarán a madre de menor fallecido por bala de goma en Puebla

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) anunció que asesorará jurídicamente a la señora Elia Tamayo, madre del menor José Luis, quien falleció hace unos meses en Puebla, tras recibir un impacto de una bala de goma.

En conferencia de prensa, Juan Martín Pérez, integrante del Consejo de Redim, informó que analizarán el caso y buscarán una reunión con el nuevo titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, para plantear el tema y determinar si es necesario algún pronunciamiento adicional.

Sostuvo que en la insistencia de Elia Tamayo porque se haga justicia tras la muerte de su hijo, percibe tres elementos: que haya la "reparación del daño", consistente en el castigo a todos los funcionarios locales que tienen responsabilidad de algún tipo, una indemnización económica y una disculpa pública de algún alto funcionario poblano.

Refirió que para la madre del menor fallecido, la detención de algunos policías municipales no representa el acceso a la justicia, ante lo cual la Redim hará un estudio a partir del expediente judicial.

Además, expresó su optimismo en que el gobierno de Puebla pueda "reconsiderar" la forma en que ha abordado el tema.

A su vez, la presidenta del Consejo de Redim, Alicia Vargas Ayala, dio a conocer las conclusiones del VI Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, celebrado la semana pasada en Puebla, en el que se reafirmó la necesidad de fortalecer el derecho de la infancia y la adolescencia a ser escuchada.

Mencionó que la Declaración de Puebla reclama como un imperativo social, repensar y humanizar las instituciones de infancia desde y para las y los niños y adolescentes, que son los verdaderos destinatarios y beneficiarios de las mismas.

Destacó que la migración es un fenómeno global del que los niños y adolescentes forman parte, ya sea solos o acompañados y urge una "apuesta" clara y firme de los Estados, que asegure su desarrollo integral y su derecho a vivir en familia.